Univision recauda fondos para los damnificados con la ayuda de artistas famosos y de momentos emotivos

A lo largo de siete horas, Univision, la cadena más poderosa de la televisión hispana en los Estados Unidos, ofreció una transmisión especial titulada “Unidos por los nuestros” y dedicada a la obtención de medios económicos para las tragedias producidas por la abundancia reciente de desastres vinculados a los huracanes Harvey, Irma y María y, por supuesto, al terremoto de México.

Aunque la mayor parte del tiempo se empleó para alentar a la gente a donar y a palabras de los invitados especiales que iban también por ese lado -y que en muchas ocasiones se colocaron personalmente en los teléfonos para recibir las llamadas que entraban-, se le dio un espacio considerable a la música en vivo, que se inició con “Solo le pido a Dios”, el clásico pacifista de la legendaria cantautora argentina Mercedes Sosa, interpretado esta vez por la joven boricua Kany García.

Ya casi al final del evento, Luis Fonsi, de la misma procedencia, dejó momentáneamente de lado su megaéxito “Despacito” -que hubiera estado completamente fuera de lugar en una ocasión como esta- para presentar “No me doy por vencido” y luchar de paso contra las lágrimas que amenazaban con escapársele.

“Hay gente que la está pasando muy, muy, muy, muy mal ahora mismo”, exclamó el boricua, para pedirle luego a los integrantes de la audiencia que “por favor ayuden con lo que puedan”. Hasta donde sabemos, el barrio en el que se grabó el video de “Despacito” ha sido seriamente afectado por uno de los huracanes.

Chyno Miranda cantó por su parte “Color de esperanza” y recordó a quienes lo veían que, ante las devastaciones ocurridas, “hay que demostrar de qué estamos hechos los latinos. Es lo que va hacer la diferencia en la historia de nuestros países; [estamos ante] un gran obstáculo, pero vamos a salir adelante”.

El colombiano Carlos Vives interpretó “Corazón profundo” y, después de eso, agradeció a todos “por estar ahí, por no olvidar a su gente”, en referencia a quienes le están dando la mano a los damnificados de distintas formas.

Tommy Torres eligió para la ocasión “Borinquén bella” e hizo un llamado orientado a las personas con sangre de su isla, para asegurar que “el puertorriqueño que vive fuera es la herramienta más importante que tiene Puerto Rico en este momento”.

Antes, los venezolanos Ricardo Montaner y su hija Eva Luna se fueron por el lado religioso al encargarse a dúo de un tema llamado “La gloria de Dios”, que les dio pie para enfocarse después en el sufrimiento de los afectados. “Por favor, ponga su mano en el corazón, meta su mano en el bolsillo y llame”, dijo en otro momento el connotado exponente del pop, mirando directamente a la cámara.

Pero quien dio más en el blanco fue la española Natalia Jiménez, cuya popularidad mundial proviene esencialmente de la nación azteca, y que se mostró visiblemente conmovida al entonar “Cielito lindo”, una pieza tradicional que ha alcanzado un nuevo significado en estos días debido al video que muestra a unos rescatistas cantándola mientras cumplían con sus esforzadas labores.

Hubo otros que no cantaron pero que sí dieron la cara para manifestar su apoyo a la campaña, como el actor, director y productor Eugenio Derbez, que vive desde hace algunos años en L.A., y que habló de su impotencia ante la lejanía de su lugar de origen al afirmar que “se siente uno inútil estando aquí”, aunque terminó diciendo que “desde acá podemos hacer mucho también”, en referencia a esta misma recaudación televisiva.

Ese fue también el caso de Miguel Bosé, que afirmó deberle mucho a México y a Puerto Rico y manifestó su aprecio ante la solidaridad mostrada por la población civil tras lo sucedido en la nación vecina.

“Es la ciudadanía la que se está levantando, la que está dando lo que no tiene. Como siempre, porque los que tendrían que estar no llegan nunca o llegan para la foto”, comentó también, recurriendo a su ya habitual sinceridad y aludiendo con ello a los políticos que están usando el drama para ganancias personales.

Por este lado, también hubo momentos emocionantes, como el del abrazo que se dieron las conductoras Karla Martínez (mexicana) y Karla Monroig (puertorriqueña) antes de que la segunda se quebrara públicamente al contar que no había podido hablar con su madre en las últimas 72 horas.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group