Saúl Hernández siente que le debe mucho a Juan Gabriel

Pese a que Saúl Hernández es conocido por su labor de cantante y guitarrista en las reconocidas bandas mexicanas de rock Caifanes y Jaguares, su carrera ha estado vinculada de un modo u otro a Juan Gabriel; y la mejor muestra de ello es el ‘cover’ de la canción “Te lo pido por favor” que hizo con la segunda agrupación y que formó parte del álbum “El primer instinto” (2002).

Lo interesante del caso es que, como el mismo vocalista se lo contó a HOY, la versión surgió a raíz de un concierto de homenaje al “Divo de Juárez” que se hizo ese mismo año en el Arrowhead Pond de Anaheim, y en el que además de Jaguares participaron Alejandro Fernández, Joan Sebastian, Alejandra Guzmán y Cristian Castro.

“Él nos invitó directamente y nos dijo que eligiéramos la canción que quisiéramos, y fue esa, porque para mí refleja un dramatismo muy claro en su discurso musical, con sentimientos de soledad, pero también de amor, de comprensión y de aceptación”, dijo el autor de “La célula que explota”. “Le mostramos nuestra adaptación en la prueba de sonido y le gustó mucho, por lo que, luego de pedirle permiso, decidimos ponerla en el siguiente disco”.

Por otro lado, Hernández asegura que la presencia del creador de “Hasta que te conocí” fue constante en su vida desde que escuchó por primera vez un disco suyo (“uno en el que aparecía con un sombrero de charro”) en la casa de sus tíos, cuando tenía cerca de 8 años y cursaba todavía la primaria.

“Influyó mucho en lo que pienso de la música en el sentido de la libertad, de seguir tu propio camino y no entrar en la presión de practicar un solo género musical”, detalló. “Para mí, un artista es alguien que es honesto consigo mismo y que demuestra los diferentes momentos de su vida a través de su obra”.

Para él, eso es lo que explica el hecho de que Juan Gabriel le guste tanto a seguidores de lo comercial como a rockeros e ‘indies’. “Cuando la música sale del corazón, rompe con cualquier clase social y con cualquier prejuicio”, razonó. “Por ejemplo, ‘Querida’ se convirtió en un ‘hit’ inmenso pese a que competía con las grandes bandas inglesas y americanas en la radio, y la escuchaba desde el tipo que andaba en su carro último modelo hasta el señor que vendía gelatinas”.

Además de todo lo dicho, Hernández tiene un agradecimiento personal con Juanga por los consejos que le dio en cierto momento difícil de su existencia, dentro de la misma ciudad de L.A. en la que vivimos. “Yo acababa de tener varias operaciones en la garganta y estaba en medio de una situación legal complicada con Caifanes, y fui a una de sus presentaciones en el Anfiteatro Universal”, recordó.

“Cuando terminó el concierto, fui al ‘backstage’ y Juan Gabriel me invitó a su mesa, que estaba al lado de todas las demás, sin privilegios”, prosiguió. “Cuando me preguntó cómo estaba, empecé a platicarle un poco de mi situación, y él parecía saber lo que me pasaba, porque dijo: ‘Tú tienes lo que yo tengo, que son tus canciones; no dejes de tocar, porque eso nadie te lo va a quitar’. Fue un mensaje muy poderoso para mí. Así fue, como dice su canción; y eso se va quedar siempre en mi mente, como dice otra de sus canciones [risas]”.

En ese sentido, el rockero no cree que Juan Gabriel pueda tener un reemplazo. “Cada quien es quien es y cada quien se desarrolla de una marea particular”, enfatizó. “Él tuvo una carrera muy hermosa, logró muchas cosas y nos dio muchas canciones que forman parte de la banda sonora de nuestras vidas”.

“No se ha ido, porque ya está en nuestro subconsciente colectivo, como José Alfredo Jiménez; hay muchos artistas nuevos que son muy buenos y que van a crecer mucho, pero yo no puedo decirte quién será el sucesor de Juan Gabriel, porque eso no existe”, agregó. “No comparto esa filosofía comparativa; prefiero la filosofía de la identidad, y creo que cada uno tiene su propio camino”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group