Pese a los años y a los problemas internos, Mocedades todavía seduce a sus fans en San Valentín

El domingo 12 de febrero, dos días antes de que se celebre a San Valentín, el grupo Mocedades se presentará en el City Grove de Anaheim como parte de una breve gira estadounidense que lo llevará también a Dallas, Houston y Las Vegas.

Pero sus integrantes no tendrán que luchar mucho para reordenar su repertorio con el fin de cumplir las imprescindibles cuotas románticas de la fecha, por el simple hecho de que casi todos sus temas están orientados a sentimientos directamente vinculados a Cupido.

“Sí; vamos bien con las madres, con los novios y con los esposos, y es por eso que a todo el mundo le gusta nuestra música”, fue lo primero que nos dijo Izaskun Uranga, vocalista principal de esta formación del conjunto, para reconocer inmediatamente después que muchos de los éxitos del mismo -como “¿Dónde estás corazón?” y “Amor de hombre”- hablan del lado triste de esta relación e incluyen incluso escenas de llanto.

“Las canciones de amores estupendos le llegan a mucha gente, pero lo hacen más las de desamor”, explicó la artista, quien se comunicó con nosotros telefónicamente desde Bilbao, España, y que, como nos lo contó, ha estado ‘casada y descasada’ en distintos momentos de su vida. “Cuando tienes en tu espalda un montón de años, es porque te han pasado muchas cosas, y entiendes muy bien el significado de esas composiciones”.

Mocedades se dio a conocer en Latinoamérica a fines de los ’70 y principios de los ’80, y es indudable que muchas de sus canciones siguen siendo extremadamente solicitadas entre el público que creció con ellas, aunque al escucharlas ahora puede sentirse a veces la tentación de verlas como reflejo de una situación de sumisión femenina que corresponde al pasado, pese a que Izaskun desestima el comentario.

“Pregúntale a la gente, calcula la edad que tienen y te vas a dar cuenta de la cantidad de personas que siguen escuchando muestra música sin pensar nada [así]”, comentó. “El que se ha casado y ha tenido que aguantar toda la vida no tiene otra cosa. Personalmente, yo creo que no hay que ser demasiado ‘rompedora’ ni demasiado consentidora”.

Mocedades regresa a Estados Unidos bajo el nuevo mandato de un presidente que le está haciendo las cosas difíciles a muchos, por lo que es de esperar que, en esta ocasión, las canciones del grupo tengan para sus espectadores un carácter de alivio.

“Nosotros somos vascos, y en esta región ha habido siempre muchos problemas; cada uno en el grupo puede pensar por su lado lo que quiera, pero cuando empezamos decidimos que íbamos a estar en los escenarios para cantar y para que la gente la pasara bien, y seguimos haciendo lo mismo”, retomó Izaskun.

“Me encanta ir a cantar donde la gente tiene problemas, y si lo que decimos en nuestras canciones les gusta y les ayuda, me parece muy bien; pero no tenemos intenciones de arreglar ningún país”, prosiguió la cantante. “Sabemos lo que está ocurriendo en todas partes y no vamos a los sitios [que visitamos] sin enterarnos, pero en el escenario somos personas que cantamos”.

Tratamos de preguntarle por el modo en que el gobierno de Donald Trump afectaría a sus compatriotas, pero Izaskun no quiso ahondar en el tema. “No me meto en política ni en ese tipo de discusiones; lo que sí te digo es que detrás de vosotros vamos a México, detrás de eso a toda Sudamérica, y detrás de eso a España”, detalló. “Nosotros seguimos cantando y tratando de llevar el máximo de alegría y de buena voluntad a los lugares en los que nos presentamos”.

Era inevitable preguntarle a nuestra entrevistada por la incómoda situación que se presenta desde el 2014 con la existencia de otro grupo llamado Mocedades, formado por Javier Garay, quien se incorporó a la banda de base (fundada en 1969) en 1971. Esto se suma a la existencia de El Consorcio, un conjunto formado en 1993 en el que militan varios exintegrantes de Mocedades, incluyendo a Amaya y Estíbaliz, las hermanas de Izaskun, quienes fundaron con ella la alineación original.

“Perdóname, pero hay una cosa muy importante: mientras no haya al menos un Uranga [en la formación], no hay nada que se llame Mocedades”, enfatizó ella. “Los Uranga somos los que creamos Mocedades. Yo te voy a hablar del [grupo en el] que estoy: hay un chico que lleva 18 años o 19 años con nosotros, una chica que lleva 11 años y una más que va para un montón; solo tenemos un chico muy joven, de 30 años, porque es muy bueno cantando. Y claro, está también El Consorcio, donde están mis hermanas”.

Tratamos de indagar un poco más sobre la separación al preguntarle a Izaskun sobre la relación que tiene con Garay, pero ella no dio su brazo a torcer y, en cambio, empezó a disgustarse, pese a que se mostró en general de lo más simpática. “Yo lo estoy respetando; respéteme a mí”, nos dijo con firmeza. “Mientras no haya un Uranga, no diré ni una palabra más. Yo no hablo mal de nadie, pero no me tire la lengua, porque no me va a encontrar”.

Por el momento, la cantante de 66 años no piensa en el retiro, pese a que durante su trayectoria ha tenido varios “sustos de salud”, como los llama ella. “Si no los hubiera tenido, sería una mujer de hierro”, precisó. “Hace poco me caí bajando las escaleras en el estudio de nuestro productor en México; me partí los meniscos y todavía no me han operado, pero sigo muy a gusto en los conciertos”.

El último álbum de estudio en el que Izaskun ha participado con Mocedades es un tributo a Juan Luis Guerra que se lanzó en el 2007, pero ella misma piensa que habrá una nueva producción en el futuro inmediato, aunque no adelanta detalles al respecto.

“Hay mucha gente a la que le gusta nuestro estilo; si no la hubiera, no seguiríamos haciendo lo que hacemos”, precisó. “Nos va muy bien, porque nos hemos presentado desde la Patagonia hasta Canadá, y no paramos”.

--

MOCEDADES EN VIVO

Cuándo: 12 de febrero, 8 p.m.

Dónde: City Grove de Anaheim. 2200 E Katella Ave., Anaheim, CA 92806

Admisión: De $40.50 a $90.50

Inf.: ticketon.com

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°