Gruperos que no regresarán a México

Alfredito Olivas, de hecho ofreció hace unas semanas su primera presentación tras el atentado que sufrió

Alfredito Olivas y Javier Rosas, dos jóvenes gruperos que disfrutaban hasta hace unos meses la plenitud de su popularidad artística en México, se enfrentaron de cerca a la muerte y no quieren hacerlo de nuevo.

Hoy por hoy ellos están recuperados casi al 100 por ciento de sus lesiones físicas, han manifestado sus deseos por retomar la escena musical, pero ninguno está dispuesto a hacerlo en este país, pues es donde les tocó vivir la pesadilla.

Alfredito Olivas, originario de Obregón, Sonora, de hecho ofreció hace unas semanas su primera presentación tras el atentado que sufrió, pero fue en California. El cantante, también conocido como “El Patroncito”, dijo a varios medios de televisión gringa, que pretende concentrar sus trabajo en Estados Unidos, pues tan sólo salir y andar por las calles de México le da miedo.

“Antes de que vuelva a posar un escenario en México tendrá que pasar mucho tiempo”, reveló en entrevista televisiva. Olivas, de casi 21 años de edad fue baleado a finales del mes de febrero en Parral, Chihuahua, durante un show que brindaba. El intérprete ahora recibe terapia psicológica.

De igual manera Javier Rosas, quién aún se recupera de las secuelas que le dejaron las heridas de bala que recibió al ser atacado en su natal Culiacán, Sinaloa, el pasado mes de marzo, ha declarado ya no puede vivir ni seguir con su carrera en México.

Fuentes cercanas al grupero de 23 años afirman que Rosas volverá a los escenarios para el mes de agosto, pero será también en Estados Unidos. El intérprete de temas como “Y Vete Olvidando” y “En La Tierra y en La Ciudad”, fue atacado cuando circulaba a bordo de una camioneta junto con tres acompañantes. Dos de ellos perdieron la vida.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
58°