Ella trabajó con Juanga por varias décadas, y ahora lo recuerda

La publicista Emily Simonitsch habla de sus experiencias con el 'Divo de Juárez'

A lo largo de 26 años, Juan Gabriel hizo que el ahora desaparecido Anfiteatro Universal (después llamado Gibson) se convirtiera en su escenario favorito dentro de la ciudad de Los Ángeles, presentándose en este hasta 45 veces; y una de las responsables de que esto se diera fue Emily Simonitsch, vicepresidente ‘senior’ de talento de la megaempresa organizadora de conciertos Live Nation.

“Yo crecí viendo a Juan Gabriel, Vicente Fernández y Antonio Aguilar en la Arena de Pico Rivera”, le dijo recientemente a HOY la ejecutiva, que nació en L.A., pero es hija de un padre puertorriqueño y una madre mexicana. “Es por eso que, cuando conseguí un trabajo en los Estudios Universal para hacer conciertos, insistí en la necesidad de llevar a esa clase de artistas, pese a que allí me decían que ese lugar no era para hispanos”.

Juanga fue el segundo artista hispano en ocupar el recordado anfiteatro, luego de que debutara allí Julio Iglesias, y Simonitsch asegura tener grandes recuerdos de él. “Empezó en el Million Dollar Theater de Los Ángeles y en un salón de bailes de Anaheim, pasó a Universal, después al Nokia [ahora Microsoft] y terminó en el Forum con un show de 360 grados que fue realmente espectacular”, recapituló. “Hay mucho que admirar de él”.

Pese a que esta dama no formó parte del entorno privado del creador de “Así fue”, estuvo a su lado en incontables ocasiones, porque lo recibía desde que llegaba al anfiteatro para llevarlo al camerino y lo trasladaba después al escenario; luego, se sentaba entre la audiencia a ver sus shows. “Además, él cenaba a veces con nosotros, y tuve la oportunidad de ver cómo crecían sus hijos”, recordó ella.

Simonitsch nunca dejó de sorprenderse por el poder de convocatoria de Juan Gabriel, y fue incluso testigo de la evolución de su audiencia. “Llegó a hacer seis presentaciones seguidas en Universal y mi mamá quería ir a todas; de hecho, cada vez que Juan Gabriel me veía, me preguntaba cómo estaba ella”, recordó con emoción la publicista.

“Cuando cantaba, veías a muchas mujeres paradas, y él le mandaba besos a todas; pero con el paso del tiempo empezaron a llegar varias familias y últimamente jóvenes, porque creo que en el fondo le gustaba a todo el mundo, ya que era también compositor para otros y escribió cosas muy bonitas”, agregó.

En ese punto de la conversación, Simonitsch tomó un respiro. “Ha sido un año duro para nosotros, con lo de David Bowie, Prince, Joan Sebastian y ahora Juan Gabriel”, concluyó. “Pero lo positivo es que todos ellos nos han dejado un legado impresionante”. Y, en el caso específico de ella, la espectacular foto que encabeza esta nota.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
76°