‘Despacito’ arma la fiesta en el escenario del Grammy con Yankee y Fonsi unidos una vez más

En el Madison Square Garden de Nueva York, nadie pudo ignorar la esperada actuación de los boricuas Luis Fonsi y Daddy Yankee, que llegó temprano, cerca de 45 minutos después de que se iniciara el fastuoso espectáculo del Grammy.

Acompañados por Zuleyka Rivera, la escultural modelo presente en el video del explosivo éxito que fue también Miss Universo en el 2006, y por un grupo de baile completamente femenino, los boricuas ofrecieron una interpretación del tema completamente pegada a la grabación original, en la que se incluyó la ‘intro’ de guitarra tocada en vivo y la famosa parte ‘rapeada’ del segundo que no se escuchó en el Latin Grammy porque es de la autoría de Yankee, quien se ausentó de la fiesta anterior por razones que son todavia motivo de especulación.

El mismo 'rapero', vestido de negro, lucía completamente feliz, y los dos artistas terminaron el número con un abrazo discreto pero aparentemente sincero; y aunque no hubo sorpresas por aquí, la audiencia celebró la presentación con entusiasmo. Tras ella, el conductor James Corden hizo una broma al decir: “Vaya, esa es una canción de lo más pegajosa… Nunca la había escuchado… Si se les ocurriera ponerla en la radio, le iría muy bien”.

“Despacito” perdió ya la posibilidad de victoria que tenía en la categoría de Mejor Dúo o Grupo de Pop ante la banda estadounidense Portugal.TheMan, pero espera todavía los resultados en los importantes rubros de Mejor Canción y Mejor Grabación del Año, que se entregan al final del evento.   

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°