'Dios se apiadó de él': Hermano de Joan Sebastian

Los últimos cuatro días de su vida, Joan Sebastian soportó terribles dolores debido al cáncer que padecía.

Dolor por la muerte de su hermano y alegría porque finalmente dejó de sufrir: así describió Federico Figueroa su sentir ante el fallecimiento del cantautor Joan Sebastian.

“Alegría de que Dios se apiadó de él, de que ya está descansando. Es un descanso que ya merecía y que, de alguna forma, por el egoísmo y las ganas que teníamos de que estuviera con nosotros, nos aferrarnos a él, aunque fuera con dolor, pues sabíamos que estaba sufriendo. Pero Dios lo volteó a ver, se acordó de él y se fue con gran paz; su cara reflejaba una tranquilidad que tenía tiempo que no la veía”, compartió Figueroa, al borde del llanto.

Pese a su evidente dolor, insistió en que su consuelo es saber que su hermano ya está en un mejor lugar y que todos lo recuerdan con amor.

“Fue un buen ser humano, un buen padre, un buen hijo, un buen amigo. Es lo que a mí me constó ver de él; con errores, como todos los seres humanos, pero con más virtudes que defectos”.

De acuerdo con Figueroa, los últimos cuatro días de su vida, Joan Sebastian soportó terribles dolores debido al cáncer que padecía.

“Estaba recuperándose con muchas ganas, con muchos ánimos, pero fue una crisis de dos días de dolor muy fuerte. En términos médicos no sabría decirte, yo creo que nadie, a lo mejor fue una combinación de muchas cosas que se le juntaron y que ya traía arrastrando.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
58°