De 'Idol' a Queen, Lambert conquista a generaciones

Una de las bandas de rock más grandes de todos los tiempos

Adam Lambert parece haber descubierto cómo eliminar, en el mundo de la música, la brecha generacional: escribe canciones pop y dance con gancho para los chicos y véndeles a sus padres costosos boletos para verte cantar con una de las bandas de rock más grandes de todos los tiempos.

Recién llegado de una exitosa gira mundial como vocalista de Queen, Lambert lanzó el martes su tercer álbum de estudio, "The Original High". Su mezcla de dance club, pop y baladas emotivas no podría ser más distinta de la música que ha estado interpretando los últimos dos años.

"Mucha gente diferente oye mi música, para mí es importante juntar la mayor cantidad de gente posible", dijo Lambert, de 33 años, en una entrevista reciente. "Ahora, seis años después de haber comenzado esta parte de mi carrera, creo que me conozco mejor. Creo que tengo una mejor idea de mi identidad artística y de quiénes son mis fans".

"Trabajar con Queen fue definitivamente fue un acto de malabarismo al tratar de hacer honor a las grabaciones originales y al mismo tiempo inyectarle algo de mí", agregó. "Con este proyecto, es mi nombre".

Lambert apareció en la escena en el 2009, cuando audicionó para "American Idol" con una versión a capela de "Bohemian Rhapsody" de Queen. Llegó a la final del concurso y terminó en el segundo lugar, después de Kris Allen.

Su primer álbum de estudio, "For Your Entertainment", incluyó el éxito del Top 10 "Whataya Want From Me", que también le mereció una nominación al Grammy. Pero su segundo disco, "Trespassing" de 2012, no tuvo el mismo éxito comercial, pese a que debutó en el No. 1 de la lista de los 200 álbumes de Billboard. Si Lambert sale de gira o no para apoyar "The Original High" dependerá en gran medida de cómo la radio apoye el disco y su primer sencillo, "Ghost Town".

"El disco debe tener algo de vida antes que uno pueda financiar una gira y estar seguro de que venderá boletos, lo que desafortunadamente es la razón por la que no pude salir de gira con el segundo álbum", explicó. "Por el lado comercial, la radio sigue siendo una herramienta enorme para lanzar un álbum, y lamentablemente ('Trespassing') no conectó tanto con la radio, así que le cortaron las patas un poco".

El nuevo disco, que cuenta con la producción del prodigio del pop Max Martin y una colaboración del guitarrista de Queen Brian May, también marca un cambio para Lambert, quien ahora trabaja con Warner Bros. Records tras haberse ido de RCA Records de Sony, el sello con el que firmó inmediatamente después de "Idol". Pese a encontrar un nuevo hogar, Lambert dijo que "Idol", que el próximo año se despedirá de la televisión, es el que más agradece.

"Realmente le debo a ese show toda mi gratitud", dijo. "Ese show me puso en el mapa, me dio esta increíble oportunidad y esta plataforma para mostrar lo que puedo hacer, me conectó con todos estos fans increíbles y me cambió la vida por completo".

También le agradece a Queen. Lambert dice que él y el grupo podrían salir nuevamente de gira, pero que probablemente no graben juntos música nueva.

"Con el paso de los años, las cosas más simples se han vuelto más importantes para mí. Simplemente ser feliz, eso es muy importante", dijo. "Todavía tomo en cuenta el qué queremos oír. Pero ahora comienzo a preguntarme qué me va a hacer feliz cuando lo cante".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°