Invita Guns N' Roses a golpear a... Trump

Invita Guns N' Roses a golpear a... Trump

El cerrojazo del último show de Guns N' Roses en el Palacio de los Deportes, el miércoles, se caracterizó por contar con la presencia de... Donald Trump.

Y es que el Presidente electo de EU compareció en forma de piñata que la banda de rock sacó para que algunos fans la golpearan a placer, desatando el alarido de la multitud.

"Subamos a algunos y denle un maldito palo. Creo que pueden expresar lo que sienten", dijo Axl Rose, cantante, para que acto seguido cuatro seguidores pasaran al entarimado.

Este año, y con sus constantes ataques hacia las nacionalistas ideas de Trump, Rose no pareciera ser el mismo de atañó, un rockero polémico que en su momento fue cuestionado por su presumible racismo cuando creó la letra de "One in a Million", track del álbum G N' R Lies (1988).

En dicho corte aparecían versos como "police and niggers, get outta my way, don't need to buy none of your gold chains today" (policías y negros, salgan de mi camino, hoy no necesitan comprar ninguna de sus cadenas de oro), así como "immigrants and faggots, they make no sense to me" (inmigrantes y maricones, no tienen sentido para mÌ).

En agosto de 1989, la Rolling Stone publicó una condena unánime hacia la canción por parte de celebridades como Arsenio Hall, Boy George y Tipper Gore. Axl se defendió entonces ante las cámaras de MTV.

"Usé la palabra 'niggers' (negros) simplemente porque cuadraba, era directa y no estaba destinada a un colectivo. Entre la gente brillante es lenguaje común y hay muchos significados de esa palabra, pero mucha gente invierte tiempo en pensar que si un blanco lo dice, tiene una connotación racista", argumentó.

"He tenido algunas experiencias malas con homosexuales, pero no estoy en contra de que hagan lo que quieran, siempre y cuando no me fuercen a nada".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°