¿Pelearán una década los hijos de Juan Gabriel por su herencia?

De no llegar a un acuerdo en la audiencia de conciliación que se llevará a cabo en septiembre, impugnar el testamento de Juan Gabriel, cuyo único heredero es su hijo Iván Aguilera, implicaría un proceso que podría durar hasta 10 años, según estimó el abogado de Joao Aguilera, Tulio Ruiz.

“El juez probablemente exhorte a las partes a que lleguen a una conciliación, si no se llega a ese acuerdo, las impugnaciones a veces tardan diez años”, señaló el licenciado que lleva el caso del joven.

Joao, quien demostró ser hijo biológico de Alberto Aguilera Valadez, puso una demanda legal contra Iván, en la que denuncia irregularidades en el testamento. Para dar a conocer el caso, Joao ha documentado todo el proceso legal para publicarlo en un libro.

“Ahí voy a hablar de mi historia con él (con Juan Gabriel), los recuerdos, cosas que ustedes no saben, y ya estoy escribiendo todo lo que está pasando ahorita. Todo se va a incluir desde mi perspectiva”, indicó.

Sobre la disputa entre sus hermanos, el joven lamentó que no puedan sobrellevar el duelo juntos. “De alguna manera todos sufrimos y es algo que se tiene que hablar. Es complicado, pero creo que cuando alguien sufre una pérdida, hay que convivir para recordar y honrar todas las cosas”.

De acuerdo con Consuelo Rosales, madre de Joao, el proceso legal ha sido extenuante para la familia, pero tiene fe en que se resuelva todo a favor de su hijo. “Es desgastante cuando termina el día y al otro tenemos que ir de nuevo (a los juzgados). Cuando esto termine, sabré si es justo o no. La ley le da derecho a mi hijo y lo que la ley permita, eso será”, indicó.

Joao organizó ayer un homenaje a su padre en Garibaldi, a donde llevó mariachi y un arreglo floral que colocó en la estatua del ‘Divo de Juárez’, como celebración previa al aniversario luctuoso, este 28 de agosto.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°