Latinos de HOY: premios merecidos, grandes artistas en vivo y un auditorio de auténtico lujo

Todo sobre la ceremonia de Latinos de HOY en el Dolby Theatre

Para la tercera edición de su cada vez más relevante ceremonia de premiación dedicada a celebrar los logros de la comunidad hispana en este país, el periódico HOY Los Ángeles, en alianza con Los Angeles Times, tiró la casa por la ventana al elegir no solo un auditorio de gran prestigio para el festejo, sino también al incrementar el número de actos musicales de nivel sobre la tarima.

En términos de popularidad, el momento cumbre de la entrega de premios le correspondió al de Excelencia en Deportes, otorgado al futbolista mexicano Giovani dos Santos, estrella internacional y figura actual del Galaxy. Debido a su procedencia, Dos Santos fue la única persona que habló completamente en español durante el evento; pero eso le resultó suficiente para manifestar su agradecimiento a “toda la comunidad latina” que lo ha apoyado. “Es un orgullo saber que mis logros sirven de ejemplo para muchos jóvenes, y yo soy orgullosamente latino y mexicano”, comentó.

Antes de eso, el actor, productor y activista Edward James Olmos y la congresista Loretta Sánchez presentaron el galardón a Líder Emergente para el ecuatoriano Rafael Agustín, un actor profundamente involucrado con el teatro propositivo y manager del LALIFF (Los Angeles Latino Film Festival).  “¡Esto es una locura! ¿Tengo que renovar ahora mi subscripción al LA Times?”, dijo el celebrado al empezar; pero el resto de su discurso dejó de lado las bromas para remarcar la responsabilidad social que según él deben tener los artistas, para agradecer a sus padres -que pese a ser profesionales en su país trabajaron lavando carros con el fin de mantenerlo en EE.UU. y permitir que se graduara de la UCLA- y para recordar sus orígenes como indocumentado. “Esta es una nación de inmigrantes, por si algunos no lo recuerdan, y me comprometo a trabajar duro para crear otros líderes”, afirmó él mismo.

En el plano del entretenimiento, la distinción más celebrada de la noche -definida como Humanitaria- fue la de Luis Guzmán, cuyo distintivo rostro se ha visto en películas como “Carlito’s Way” y “Traffic”, así como en la nueva serie “Narcos”. Guzmán dio el discurso más largo y uno de los más entretenidos,  hablando de la labor que se debe hacer a favor de la comunidad y de la preservación de nuestra cultura. “Hemos hecho mucho por este país, y es por eso que me molesta cuando hay un cab.. que dice tonterías”, dijo el boricua en inglés, en clara alusión a Donald Trump. “Este premio es para toda la comunidad, porque estemos donde estemos, somos uno”.

En el tema comunitario, lo  más importante fue el trofeo de Liderazgo Cívico, puesto en manos de Dolores Huerta, la legendaria activista de 85 años que trabajó con César Chávez y que fue reconocida por el mismísimo presidente Obama. Lamentablemente, Huerta no acudió al evento, porque se encontraba en los servicios fúnebres de un familiar, por lo que este premio fue recibido por su compañera Bárbara Carrasco, quien recordó que la homenajeada fue la que impuso el inolvidable lema “¡Sí se puede!”

El momento de brillo televisivo llegó de la mano del trofeo Programación con Contenido Social, otorgado a “East Los High”,  cuando al menos una decena de los integrantes de su reparto subieron al podio para realzar las virtudes de este exitoso programa de Hulu. “Esto nos ha dado la oportunidad de presentar a personajes complejos y de demostrar que no importa de dónde vengas, lo que es muy importante en momentos en los que la gente quiere separarnos y segregarnos”, afirmó Vannessa Vásquez. “Estamos empezando una revolución”.

Emocionalmente, el instante más conmovedor fue el protagonizado por Bricia López, quien fue nombrada  Embajadora Cultural, y que derramó lágrimas sinceras al recordar a su padre, el fundador del respetado restaurante La Guelaguetza. “Todo esto surgió hace 22 años, gracias al sueño que él tuvo”, comentó. “Y yo he trabajado en ese lugar prácticamente todos los días de mi vida, porque amamos ser oaxaqueños  y compartir nuestra cultura con el mundo”.

También fue festejado Cástulo de la Rocha, presidente de AltaMed, una institución de cuidados accesibles de salud que ha ayudado a miles con sus servicios y que ofreció un discurso inesperadamente divertido al decir que tuvieron que pasar 60 años para que pudiera atravesar una alfombra roja. “Me encanta hacer este trabajo día a día”, proclamó.

A la mitad del show, Roaldo Morán, Publisher y Manager General de HOY Los Ángeles, dio un discurso breve pero elocuente que le sirvió principalmente para celebrar a la Hispanic Scholarship Fund (Fondos de Becas Escolares Hispanas), una organización que le ha permitido seguir estudios superiores a varias generaciones, ya que su labor se ha extendido a lo largo de cuatro décadas.

La música en vivo

Como estaba previsto, el grupo Kinky, originario de Monterrey pero afincado desde hace cerca de una década en nuestra ciudad, fue el encargado de cerrar la velada con la interpretación de dos temas que representaron a cabalidad ese sonido fuerte pero intensamente bailable de electro-rock que le ha dado cuatro nominaciones al Grammy; y no dejó tampoco de lado sus influencias norteñas, sobre todo en el caso del segundo corte, adornado con un vistoso solo de acordeón.  

Antes de Kinky, el mismo tabladillo fue ocupado por Jasmine V (por su apellido Villegas), una artista emergente de raíces mexicanas y filipinas que se dio a conocer como parte del grupo de gira del afamado Justin Bieber y que ahora, como solista, apareció ante la audiencia acompañada por un guitarrista acústico para dar cuenta de una composición propia.

Por su lado, la guatemalteca Gaby Moreno, quien se hiciera acreedora a un Grammy Latino en el 2013 dentro del rubro de Mejor Artista Nuevo, se acompañó únicamente de una guitarra eléctrica para entonar un tema de ‘blues’ completamente en inglés con el que, al igual que Jasmine V, remarcó la vocación bicultural del evento y, de paso, dejó en claro que ella podrá tener una contextura menuda, pero que su voz es absolutamente espectacular, en la vena de los grandes íconos femeninos del género.

El talento local estuvo representado dignamente por Palenke Soultribe, un proyecto de electrónica tropical que graba como dúo pero que se presentó esta vez en vivo como un cuarteto en el que figuraba el excepcional baterista Arkhota, y en el que hubo también un breve solo de percusiones manuales como justo aderezo de “Blanco y negro”, una canción marcada por el vallenato.

Los trámites en el entarimado se abrieron con Sofía Reyes, una cantante ‘regia’ pero bilingüe que salió dispuesta a matar con un apretado atuendo completamente blanco y su festivo sencillo “Muévelo”, enmarcado en los lineamientos del pop electrónico.

Tampoco faltó por ahí “Chiquis” Rivera, hija de la desaparecida y extrañada Jenni, quien en lugar de presentar un tema de ‘banda’, apostó por un movido corte de tendencia electrónica y un traje de una pieza que parecía hacerle la competencia a la recién mencionada Sofía Reyes, ya que era igualmente apretado, pero absolutamente negro y aplicado a una fisonomía femenina completamente distinta. A fin de cuentas, tal y como ocurre con los idiomas, no todas las latinas son iguales.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°