'Fast & Furious-Supercharged', una atracción breve pero muy excitante

"Fast & Furious" llega a los Estudios Universal en nueva atracción

Si la fiebre por las emociones fuertes de “Furious 7” ya disminuyó en ti y extrañas esa sensación, tendrás ahora la ocasión de recuperarla, al menos por unos minutos, gracias a “Fast & Furious-Supercharged”, la nueva atracción tridimensional e interactiva de los Estudios Universal que se abre al público el 24 de junio, y que es literalmente algo que nunca has visto.

Lo pudimos comprobar durante un reciente día de prensa cuya primera sorpresa fue enterarse de que, a diferencia de las atracciones de “The Simpsons” y de “Back to the Future” (ya desaparecida), basadas igualmente en simuladores, ésta no se limita a colocarnos sobre unos asientos frente a una pantalla, sino que se desarrolla a bordo del ‘tram’ empleado hasta el momento para los tours del estudio que permiten a los visitantes conocer muchas de las locaciones de películas emblemáticas difundidas por la misma compañía.

De ese modo, el recorrido habitual es interrumpido por videos que pretenden ser transmisiones reales en vivo, en las que el personaje de Luke Hobbs (interpretado por el verdadero Dwayne “The Rock” Johnson) advierte a los pasajeros sobre la supuesta presencia de un criminal de alto vuelo en el vehículo en el que se encuentran. Esto da pie a que el transporte “se esconda” en un hangar lleno de artefactos relacionados a la popular saga, así como a la primera maravilla del viaje, cuando se nos ha pedido ya que nos pongamos los lentes de 3D: una fiesta llena de mujeres hermosas en la que intervienen de pronto Dominic Toretto, Letty Ortiz y Roman Pearce, igualmente representados por sus actores originales, es decir, Vin Diesel, Michelle Rodríguez y Tyrese Gibson.

Lo interesante aquí es que todos ellos aparecen a una distancia muy cercana a nosotros, y por unos segundos, tenemos la impresión de que se encuentran realmente ahí, porque son proyectados bajo un formato de holograma que resulta ciertamente impresionante. Pero lo mejor viene después, cuando irrumpe en la historia el villano Owen Shaw (Luke Evans) y el vehículo avanza para meternos de lleno en una espectacular persecución automovilística a través de las calles de Los Ángeles que se realiza a 120 millas por horas.

O eso es lo que parece, claro, porque si bien sentimos que el ‘tram' se está desplazando a una gran velocidad mientras las acciones ocurren a nuestro alrededor, en una entrevista posterior al recorrido, el productor ejecutivo Chick Russell nos reveló un dato particularmente interesante: pese a que es afectado por movimientos laterales, el vehículo no avanza ni un solo milímetro durante el ‘ride’.

“Como la pantalla que usamos es tan grande, llena tu vista completa, incluyendo la periférica, y eso hace que baste con un manejo hidráulico coordinado del vehículo  para que sientas que estás yendo muy rápido mientras alguien dispara cohetes sobre ti”, explicó. “Se trata de la misma tecnología que se usa para entrenar a astronautas y pilotos”.

Fuera de esta efectiva simulación de rapidez, lo más impresionante de “Fast & Furious-Supercharged” es el hecho de que la persecución se plasma en una pantalla de 360 grados que te envuelve por completo, lo que acentúa profundamente la sensación de encontrarse zambullido en las pistas recorridas por los personajes presentes.

La impresión se ve incluso más respaldada con el empleo de efectos de viento y de agua, lo que nos recordó de algún modo a la experiencia que tuvimos recientemente al asistir a la única sala de 4D en los Estados Unidos para ver la película “San Andreas” (donde, curiosamente, también participa Johnson).

Eso sí: si tu idea es ver nuevamente en movimiento al fallecido Paul Walker, no encontrarás aquí esa satisfacción, porque el rubio actor ya había fallecido cuando se filmaron las partes necesarias para esto, hace cerca de un año. “Los creadores de ‘Furious 7’ tuvieron la suerte de poder hacer algo que se encuentra prácticamente centrado en él, ya que tenían suficientes  imágenes suyas; pero nuestro caso fue distinto, porque empezamos la producción cuando él ya no estaba”, reconoció Russell.  

Sin embargo, el material que se registró para estos fines posee toda la espectacularidad que se puede esperar de una entrega de esta saga y, del mismo modo, se emplea una trama completamente original, lo que, a pesar de la brevedad general, hace que no sintamos de algún modo ante un nuevo capítulo de la misma serie. “Sí; digamos que es el 7.5”, afirmó Russell con una risa.   

En suma, “Fast & Furious-Supercharged”  es una atracción novedosa, excitante y muy pertinente para la etapa de extrema popularidad que atraviesa la saga, en la que la tecnología alcanza una nueva cima y que no se siente por ello como un agregado intrascendente para el popular parque, aunque su brevedad y la abundancia de estímulos existentes impidieron que pudiéramos enterarnos realmente de todo lo que ocurre en ella durante una sola visita.

Además, la experiencia que nosotros tuvimos nos lleva a recomendarles que no se sienten en la parte trasera del último vagón, porque eso dificulta la apreciación de ciertas situaciones, pese a que las imágenes están generalmente diseñadas para ser disfrutadas desde cualquier ubicación en la que te encuentres.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°