LA Film Fest: las propuestas distintas pero apasionantes de una directora chicana y un peruano radicados en L.A.

Saray Deiseil y Javier Fuentes-León son dos cineastas latinos que viven en Los Ángeles

Poco después de iniciar la conversación con Saray Deisil y Javier Fuentes-León en las oficinas de HOY Los Ángeles, a las que ambos llegaron casi al mismo tiempo, nos quedó claro que estos dos directores latinos radicados en nuestra ciudad han recorrido caminos muy distintos.

Pero ahora mismo tienen otra cosa en común, porque estarán presentando el mismo día (el próximo martes) sus nuevos largometrajes en distintas locaciones del Festival de Cine de Los Ángeles. En el primer caso, se trata de “American DREAMers”, un documental que grafica el histórico recorrido emprendido en la Unión Americana por unos jóvenes activistas; y en el segundo, nos encontramos ante “El Elefante Desaparecido”, un drama psicológico desarrollado en la costa peruana.

Deisil nació en Los Ángeles, como producto de la relación entre un padre mexicano y una madre salvadoreña, y se educó en el Sur de California, donde estudió Producción Audiovisual antes de fundar en el 2008 Indigo Project, una compañía productora de series de televisión, programas de Internet y películas cuya meta es no limitarse a ofrecer entretenimiento, sino dar también un mensaje.

“La idea es hacer cosas en inglés y en español, no todas de temática latina, pero sin descuidar tampoco ese aspecto, porque se trata de algo que me interesa debido a mi procedencia”, nos dijo ella.

En el 2012, su compañera de trabajo Jenniffer Castillo (que nació y se crió en Puerto Rico) le pasó un artículo en el que se hablaba del inicio de la Caminata por un Sueño Americano emprendida desde San Francisco hasta Washington DC por ocho ‘dreamers’, es decir, los inmigrantes indocumentados que por su situación legal se encuentran en una situación particularmente difícil.

“Ese artículo hizo que me enterara de una realidad que desconocía, porque hasta ese momento no había pensado en la situación de las personas parecidas a mí pero enfrentadas a la falta de documentos, pese a que mi mamá llegó por aquí embarazada de mi hermano”, dijo Deiseil. “Recién me di cuenta en ese momento del privilegio que tenía y de lo necesario que era contar la historia de estos muchachos”.

Por su lado, Fuentes-León es un limeño que estudió medicina antes de dedicarse al cine y que, en el 2010, estrenó su primera cinta, “Contracorriente”, una mezcla de romance gay e historia de fantasmas que llegó a lanzarse en Estados Unidos en salas y posteriormente en DVD, y que recibió cerca de 50 premios a su paso por distintos festivales del mundo. 

El reto para él fue distinto. Luego de tratar un tema todavía controvertido en su ópera prima, el sudamericano cambió de rubro para intentar la realización de “El Elefante Desaparecido”, un ‘thriller’ psicológico que no correspondía a las coordenadas habituales del cine latino, y que ha sido comparado tanto con el estilo del cineasta David Lynch (“Mulholland Drive”) como con los relatos del realismo mágico latinoamericano. 

“Me gusta mucho la manera en que Lynch genera atmósferas oníricas, con el modo en que juega con nuestra percepción de la realidad”, confirmó el limeño. “Pero esta película es también un homenaje a la literatura de [Julio] Cortázar, [Roberto] Bolaño, Raymond Chandler y Paul Auster, es decir, al policial negro en la literatura y el cine, hasta el punto de que inicialmente yo pensaba filmar la historia en Los Ángeles, aunque terminé haciéndola completamente en Perú”.

Lo que sí se rodó completamente en tierras del Tío Sam fue “American DREAMers”, empezando por la parada en Utah en la que Deiseil y Castillo, sumadas únicamente por un camarógrafo, empezaron a registrar las aventuras de sus jóvenes activistas. “Jenniffer y yo estábamos trabajando en un programa de ABC que se llama ‘Castle’, y nos fuimos para allá durante nuestro descanso de un mes”, dijo Deiseil. “Después tuvimos que regresar, pero como nos dimos cuenta de que la historia que estábamos dejando de lado era muy importante, tomamos la decisión de renunciar al trabajo para volver a ella”.

En el caso de Fuentes-León, el protagonista de su historia es Edo Celeste, un autor ficticio de novelas policiales que se enfrenta todavía a la desaparición inexplicable de su novia, ocurrida varios años atrás, y que empieza a lidiar de pronto con situaciones de lo más inquietantes. Celeste es interpretado por Salvador del Solar, un reconocido intérprete peruano que para el director es “un amigo cercano y un excelente actor que, a estas alturas de su vida, resulta creíble como un escritor de este tipo, que puede llegar a ser rudo”.

Pero “El elefante desaparecido” no es un trabajo estrictamente peruano, ya que contó también con mucha mano de obra colombiana, empezando por el director de fotografía Mauricio Vidal, quien había hecho lo mismo en “Contracorriente”, y siguiendo por la popular actriz Angie Cepeda, quien se ha hecho conocida debido a sus papeles en telenovelas. 

En lo que respecta a “American DREAMers”, los protagonistas de la vida real son los ocho chicos que participaron en una caminata de protesta para exigir su regularización migratoria, y que en algunos casos tuvieron que recorrer hasta 3,000 millas. De hecho, Deiseil llegó a nuestra redacción al lado de dos de ellos, Verónica Gomez (quien nació en el Norte de California de un padre jalisciense y una madre defeña) y Álex Aldana (quien nació y vivió en Guadalajara hasta los 16 años, cuando se mudó al Valle de Coachella, y participó “únicamente” en dos de los ocho meses de la marcha, pero cuya profunda elocuencia prueba que fue uno de sus ideólogos más fuertes).

“Lo que me gusta de lo que hicimos y de lo que se muestra en el documental es que ha habido caminatas diferentes [de este tipo], pero han sido más cortas y con un mensaje muy político, mientras que la nuestra no fue partidista, porque no seguimos la agenda de ninguna organización, ya que éste fue un movimiento de la comunidad”, nos dijo Aldana, sobre quien pesa todavía una orden de deportación, pero cuyo movimiento tuvo definitivamente que ver con la promulgación de la Acción Diferida que ha ayudado a muchos de sus compañeros, incluyendo a Gómez.

Haber estado al final de la marcha hizo que la misma Gómez se enfrentara a situaciones de considerable estrés, lo que se muestra en el documental a través de escenas muy conmovedoras que no evitan a veces el llanto de los participantes. “Cuando nos faltaban 12 días para llegar a Washington DC, nuestra camioneta se malogró y tuvimos que seguir como pudimos, pese al frío, el hambre y el cansancio”, recordó. “Y ahora que veo la película, me pongo a reír y a llorar cada vez que reímos y lloramos en ella”.

‘American DREAMers’

Cuándo: 16 de junio, 7 p.m.

Dónde: LA Plaza de Cultura y Artes

Admisión: Gratuita

---

‘El Elefante Desaparecido’

Cuándo: 16 de junio, 6 p.m.

Dónde: Regal Cinemas LA Live

Admisión: $15

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
64°