A Chris Pratt el éxito no lo marea ni lo asusta

Chris Pratt no tiene problemas con la fama

Guardianes de la Galaxia ha sido un parteaguas en la vida de Chris Pratt.  El actor estadounidense considera que, desde que interpretó el personaje de Star-Lord en la exitosa película, milita en otro nivel.

Pratt, que inició su carrera en el 2000, no había tenido antes una oportunidad de tal peso, como la que le llegó con esa cinta.
"La vida ha cambiado para mí de muchas maneras, definitivamente. Desde el punto de vista profesional, hoy tengo mucho más trabajo, me llegan mejores guiones.
"Tengo oportunidades para trabajar con directores muy importantes, con equipos de gran calidad", dijo ayer en entrevista, en el Hotel Bristol de París, durante la promoción de la cinta Jurassic World.
Sin embargo, Pratt, de 35 años, quien está casado con la actriz Anna Faris, con la que tiene un hijo de 3 años, Jack, asegura que este éxito también complicó su vida personal.
"En ese aspecto, es un poco más difícil. Estoy menos en casa. Antes todos los días regresaba después del trabajo. Ahora me ausento por varias semanas, estoy lejos de mi familia.
"Pero, al mismo tiempo, ahora me pagan mejor, por lo tanto eso asegura un futuro a mi familia. Es un sacrificio, pero reditúa", comenta.
La parte del éxito que menos aprecia es que se invada su vida privada.
"En lo que toca a mi vida íntima también siento la diferencia porque hoy la gente me detiene en la calle, quiere hablar conmigo, tomarse una foto, tener algo de mí. Es algo que perturba, pero hay que aceptarlo, ser paciente", señala.
El actor reconoce que el éxito tan repentino puede ser desestabilizador, pero él se mantiene firme gracias a su familia.
"Hoy entiendo por qué hay gente que pierde el control con el éxito. Si no tuviera a mi esposa, a mi familia, creo que estaría en una situación peligrosa debido a la manera tan repentina en la que me llegó el éxito.
"En lo personal, considero que tengo suerte, porque, aunque la fama me llegó casi de la noche a la mañana, llevo quince años en esta profesión. No me llegó siendo un adolescente inmaduro. Ya tengo suficiente experiencia como para no caer en esa situación", precisa.
Está consciente de que ser una figura pública conlleva una gran responsabilidad.
"Si Dios me puso en esta posición no puedo hacer cualquier cosa. Tengo que aprovecharla para ayudar de la manera en la que pueda", comenta.
Por ello, el histrión ha visitado hospitales infantiles de EU para llevar alegría a los pequeños pacientes y recabar dinero para ayuda médica.
Jurassic World, nueva entrega de la saga de dinosaurios, que Pratt estelariza al lado de la actriz Bryce Dallas Howard, se estrenará el 11 de junio en México.

Nada de Indiana
-Aunque se ha mencionado que es posible que Chris Pratt se ponga en los zapatos de Indiana Jones, en una nueva cinta de la franquicia, el actor sostiene que hasta ahora no hay nada concreto.
-"Sé que ha habido rumores sobre mi participación en el próximo Indiana Jones, pero sólo son eso. A mí nadie me ha propuesto el papel", asegura.
-Incluso reconoce que ni siquiera había visto la primera cinta de la saga, Los Cazadores del Arca Perdida (1981)
-"Es algo embarazoso, pero apenas hace dos meses la vi por primera vez. Cuando era niño vi Indiana Jones y el Templo de la Perdición, pero no me acuerdo de gran cosa".
-Lo que sí es seguro es que participará en el remake de Los Siete Magníficos.
-"En una nueva versión, totalmente original, Son siete personalidades con una visión fresca y una visión contemporánea de esa historia. Mi papel es algo similar al de Steve McQueen (quien actuó en la versión de 1960), pero no es el mismo", adelanta.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
58°