Felipe Esparza debuta en HBO con el humor mexicoamericano intacto

Este sábado a las 10 p.m., HBO y HBO Latino estrenan “Traslate This”, un especial de una hora protagonizado por Felipe Esparza, un celebrado comediante mexicoamericano cuya carrera ha ido en constante ascenso, pese a sus humildes orígenes y a los problemas que tuvo durante su adolescencia.

“Es muy importante para cualquier comediante aparecer en HBO, porque ese canal le ha dado mucho espacio a quienes hacen esto”, le dijo Esparza a HOY Los Ángeles. “Yo quise estar ahí desde chiquito, porque fue ahí donde vi a Paul Rodríguez, a Chris Rock y a Eddie Murphy”.

En su caso, el proceso para que esto ocurriera fue inusual, porque él mismo produjo y creó el especial con la ayuda de su esposa Lesa, con quien se casó en el 2014; grabó todo en el teatro San Jose Improv de San José, California, que obtuvo de manera gratuita.

Esparza creció en Boyle Heights desde los 4 años, pero nació en el pueblo Adolfo Ruiz Cortines, cerca de Los Mochis, Sinaloa. En el especial televisivo, habla de la adaptación de su familia (o de la falta de esta) al estilo de vida estadounidense, pero también de lo que tuvo que atravesar para llegar a las tierras del Tío Sam y de circunstancias poco gratas de su vida.

Sin el humor que emplea, mucho de lo que cuenta podría resultar tremendamente dramático. “Es como una terapia para lidiar con situaciones que no podía sacar de mi mente”, explicó. “La comedia me ayuda a no estar tan loco y ayuda de paso a otras personas a las que les han pasado cosas semejantes”.

Esparza fue padre por primera vez a los 17 años, luego de embarazar a una muchacha de la escuela secundaria a la que asistía. Al anunciarle el hecho a su madre, esta, sumamente disgustada, le dijo: “¿Sabes qué? ¡Ya fracasaste en la vida?” Y él le respondió: “Usted es la que ha fracaso; ¡tiene 34 años y va a ser abuela!” En ese momento, el asunto no fue gracioso, pero esa conversación forma ahora parte del especial de HBO.

Y hasta situaciones que parecen inventadas provienen de la vida real, como el momento en el que cuenta que, para cruzar la frontera, él y sus hermanos tuvieron que usar pasaportes falsos. El problema era que uno de esos documentos le correspondía a una niña, por lo que su hermano menor fue vestido de mujer y forzado a responder al nombre de Patty.

“Y se quedó como Patty para siempre, porque ahora es gay”, cuenta el comediante en el programa y lo repite ante nosotros, demostrando que, muchas veces, la realidad supera a la ficción.  

El nativo de Sinaloa creció en un ambiente difícil del Este de Los Ángeles y terminó involucrado con las pandillas, por lo que recomienda que cualquiera que se encuentre en una situación así se aleje del barrio en el que radica y se vaya a vivir con otros familiares. “Gracias a Dios, el Padre Greg Boyle [de Homeboy Industries] me sacó de esa situación, llevándome a una casa de rehabilitación en la que me quedé un año y en la que me enseñaron a ser hombre, porque yo estaba  muy metido en la cocaína”, detalló.

“Un sacerdote me preguntó que cuáles eras mis sueños, y yo le dije que quería ser comediante”, prosiguió. “Después de eso, me mandó a la biblioteca y empecé a leer desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche; aprendí por mi cuenta a hacer lo que hago actualmente, porque no hay una escuela para esto”.

Esparza logró cambiar su status legal a mediados de los ‘80, antes de que Ronald Reagan decretara la amnistía. Pero si hablamos de presidentes, hay que destacar que este comediante prefiere no hacer bromas sobre ellos, por lo que no encontrarás nada sobre el magnate de moda en “Traslate This”.

“Cuando hice esto, Trump no era presidente todavía”, precisó. “Tengo mucho que decir sobre él, pero la internet está llena de chistes que lo toman como referencia, mientras que a mí me gusta escribir chistes que funcionen ahora y dentro de 10 años”.

Eso no quiere decir que no se preocupe por lo que está pasando ahora en este país ni que no apoye a los ‘dreamers’, a los que ha mencionado frecuentemente en sus cuentas de las redes sociales. “Hay gente que se llena la boca diciendo que los respalda, pero no hace nada; en mi website, están los números a los que hay que llamar para hacerlo”, precisó. “Hablen con sus congresistas; yo no puedo hacer nada directamente”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°