Dudamel cumple su "sueño" de dirigir la Filarmónica de Viena en México

EFE

Veintidós años después de haber tocado el violín con una orquesta infantil en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México, el director musical venezolano Gustavo Dudamel regresa a este emblemático auditorio mexicano, donde cumplirá su "sueño" de dirigir la Orquesta Filarmónica de Viena.

"Estoy infinitamente emocionado y feliz de estar en México. Es un sueño hecho realidad", dijo ayer en rueda de prensa Dudamel, quien durante este fin de semana dirigirá tres conciertos y participará en diversas actividades musicales.

Esta noche dirigirá una de las orquestas más apreciadas del mundo en el Palacio de Bellas Artes, mientras que el domingo lo hará en el Auditorio Nacional, en unos recitales en que se interpretarán obras de Charles Ives, IIch Chaikovski, Johannes Brahms, Amadeus Mozart, Gustav Mahler y Hector Berlioz.

Asimismo, auspiciados por la Fundación Gustavo Dudamel, los miembros de la Orquesta impartirán clases magistrales y talleres a niños de diferentes escuelas de música mexicanas, así como de agrupaciones musicales comunitarias.

Dudamel, muy concienciado sobre la importancia de la música para el desarrollo de los niños, quiere exportar el modelo de orquestas infantiles de Venezuela, gracias al cual los niños venezolanos sin recursos tienen acceso gratuito a la educación musical.

"Lo que trato de hacer es dar la oportunidad a los niños para que tengan lo que yo viví", dijo Dudamel, quien formó parte de una humilde orquesta infantil cuando era pequeño y sostiene que la música "es vital para nuestro crecimiento como seres humanos".

Interrogado sobre la crisis institucional y económica de Venezuela, el director aseguró que su país es "maravilloso" y que saldrá adelante de esta "compleja situación".

"Lo hermoso es el poder unificador de la música en situaciones de polarización", dijo, y definió el sistema de orquestas infantiles venezolano como "un jardín que lleva al país a la esperanza".

Dudamel reveló que cuando era niño simulaba en casa que era el director de la Filarmónica de Viena; por ello celebró tener la "oportunidad" de cumplir ese sueño y, además, en el Palacio de Bellas Artes, donde ya actuó en una ocasión.

"Un director sin orquesta no es nadie. Si me vieran mover las manos sin música se preguntarían '¿Qué hace este loco?'", dijo entre risas al preguntársele por los galardones que ha recibido, entre los que se encuentran el Premio Grammy (2012) o el Príncipe de Asturias de las Artes (2008).

Por su parte, Daniel Froschauer, presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena, fundada en 1842, destacó la "relación especial" de Austria con México, el único país que se opuso a la anexión de Austria por parte de la Alemania nazi (1938), contó.

También subrayó la "gran experiencia" musical de Dudamel, con quien mantiene "una excelente relación" desde 2006.

Gustavo Dudamel (Barquisimeto, 1988) es director musical y artístico de la Filarmónica de Los Ángeles y de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, con la que ensaya por Skype debido a la gran cantidad de compromisos que le obligan a pasar largas temporadas fuera de su país.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
74°