Hubert Martínez recibe Premio Literaturas Indígenas y denuncia trata de niñas

El escritor mexicano Hubert Martínez Calleja recibió hoy el Premio de Literaturas Indígenas de América 2 017, en un acto enmarcado en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara en el que denunció la trata de niñas en el sureño estado de Guerrero.

Martínez, perteneciente a la cultura me'phaa (tlapaneca), ganó el reconocimiento por su libro "Las sombrereras de Tsísídiin", un poemario que presentó bajo el seudónimo "La niña de Lima" y en el que aborda un problema que "se ha acrecentado en las últimas décadas", según dijo.

Agregó que en la montaña guerrerense la trata "es una constante".

"Las niñas son levantadas, engañadas con la promesa falsa de un trabajo y una vida más digna, pero en el camino solo encuentran violencia, asesinato, maltrato y prostitución en las principales ciudades y puertos del país", denunció tras recoger la estatuilla.

El autor aseguró que, para él, escribir es "consecuencia de haber visto, haber oído y de vivir en un estado como Guerrero".

"No hay mejor forma de expresar indignación", sentenció.

Asimismo, escribir concretamente en me'phaa es para él una reivindicación política para demostrar que, a pesar de las "políticas hegemónicas" que atacan a las comunidades indígenas, su cultura "sigue viva", manifestó.

El sureño estado de Guerrero, continuó, se ha convertido en "un pueblo secuestrado por la violencia, y no es raro que el estado de la realidad infiera en la poesía".

Los niños "crecen con miedo, son desplazados por la violencia de los lugares en los que aprendieron a jugar".

Hacen falta escuelas, las condiciones de salud son precarias, no hay seguridad y los habitantes sufren constantes violaciones a los derechos humanos, enumeró.

Martínez, de 31 años, es autor de libros como "Piel de tierra" y "Cicatriz que te mira". En 2016 obtuvo el primer Premio en Lenguas Originarias Centzontle.

Gabriel Pacheco Salvador, presidente del premio que este año llega a su quinta edición, puso de relieve la "calidad estética y literaria" de la obra del guerrerense, originario de Acatepec.

Además, alabó la forma en la que el autor escribe sobre el tema de la mujer y de las luchas sociales indígenas, construidos en su literatura metafóricamente.

El idioma me'phaa es hablado aproximadamente por 100.000 habitantes de la montaña de Guerrero, y cuenta con nueve variantes. Esta lengua, recordó Pacheco, está "en situación de riesgo en los lugares donde llega la cultura globalizada".

El Premio de Literaturas Indígenas de América, dotado de 300.000 pesos (16.094 dólares, 13.600 euros), fue creado con el objetivo de "enriquecer, conservar y difundir el legado y riqueza de los pueblos originarios".

En esta edición, el jurado otorgó menciones honoríficas a la peruana Celia Rosa Quispe, quien escribe en quechua, a la venezolana Gretzy Chiquinquirá (lengua añú) y al colombiano Efraín Bautista (lengua puinave).

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°