Cine

El director Alan Taylor habla de los retos a los que se enfrentó en 'Terminator Genisys'

En “Terminator  Genisys”, que se encuentra ya en cartelera, el único actor de la saga original que regresa es Arnold Schwarzenegger; y aunque la historia comienza inicialmente como la antigua, se introduce rápidamente en un camino distinto, con un Kyle Reese (interpretado esta vez por Jai Courtney) que, en lugar de encontrar a una Sarah Connor indefensa (ahora en manos de Emilia Clarke), descubre a una mujer decidida y dispuesta a cambiar un futuro que se anuncia como desastroso para la Humanidad entera.

Como lo habrán notado, ésta es una película para iniciados y no para espectadores que desconozcan la serie, así como una que desafía los conceptos de ‘remake’ y de ‘reboot’ que se emplean ahora con tanta frecuencia. “Nosotros lo hemos estado llamando ‘reset’ [reinicio], porque retomamos la mitología pero nos vamos por una dirección completamente distinta; eso es algo que se puede hacer con las historias sobre viajes en el tiempo”, le dijo a HOY el director Alan Taylor.

Sin embargo, en el plano dramático, el cineasta considera que ésta es la historia de una familia disfuncional, y eso es justamente lo que le permitió emplear su propia sensibilidad en ella. “Las películas anteriores eran tremendamente entretenidas, pero nos impactaron además por sus emociones, y aunque ahora tenemos también a dos jóvenes enfrentados a la posibilidad de una relación romántica, su situación se complica ante una figura paterna que puede ponerles trabas, es decir, una situación fácilmente reconocible para cualquier espectador”, comentó.

De todos modos, con todos los cambios que se le han hecho a la trama original, el punto central sigue encontrándose en la relación entre Sarah y Kyle, por lo que era importante encontrar a actores adecuados para dichos roles; y en ese sentido, la decisión más acertada es la de Clarke, quien se encuentra mismo en la cima de la popularidad debido a su celebrado papel de Daenerys Targaryen en la teleserie “Game of Thrones”.  

“Yo ya había trabajado con ella en esa misma serie, por lo que sabía que podría darle mucha autoridad al personaje a pesar de su juventud sin que ello la llevara a perder la vulnerabilidad necesaria”, dijo Taylor. “Y, por supuesto, la popularidad que ella tiene es algo bueno, porque atraerá a una audiencia de menor edad que la normal”.

Pero no cabe duda de que muchos espectadores, sobre todo los de la “vieja escuela”, regresarán a las salas para ver a Schwarzenegger, cuyo personaje del T-800 aparece representado en tres etapas distintas de su vida y con un aspecto que va de acuerdo a las mismas, bajo la justificación de que fue recubierto con una piel humana que envejece por sus fabricantes.

“Me gustó mucho la opción de mostrarlo del modo en que luce actualmente, enfrentado a la posibilidad de salir mal librado de una pelea y ya no como una máquina invencible”, dijo Taylor. “Todavía es un ‘bad-ass’ [un ‘chin…’], pero es susceptible de fallar en su misión de proteger a Sarah, y eso nos permite verlo bajo una luz distinta, lo que se sumó al hecho de que Arnold dejó de lado cualquier consideración de ego y no puso reparo alguno a las escenas que lo mostraban con el pelo blanco”.

Visualmente, uno de los momentos más impresionantes de “Genisys” es el regreso del T-800 con el mismo aspecto que el exgobernador lucía en 1984, es decir, cuando tenía 40 años en lugar de los 67 que ostenta el día de hoy. “Hacer algo así era imposible hasta hace poco, y estaba en consonancia con los adelantos que mostró James Cameron [director de las dos primeras entregas] en su momento”, comentó el director, para detallar luego que el complejo proceso recurrió a un doble de Schwarzenegger, una sesión de ‘captura del movimiento’ con el actor original y muchos efectos digitales.

Taylor no ha sido ajeno al empleo de grandes efectos especiales, ya que su cinta inmediatamente anterior fue “Thor: The Dark World”. “Nunca había operado a una escala semejante, pero la experiencia previa me sirvió, incluyendo la que tuve en ‘Game of Thrones’, que ha venido mostrando cosas realmente revolucionarias en términos estéticos”, admitió.

Uno de los aspectos más controvertidos de la cinta, que ha contado con reseñas bastante contrastadas por parte de los especialistas, se encuentra relacionado al modo en que desbarata la trama original y a las complicaciones narrativas derivadas de los constantes viajes en el tiempo a los que se someten sus personajes.

“Las primeras funciones de prueba nos mostraron que eso podía ser un problema, por lo que nos esforzamos mucho en que el asunto se entendiera sin tener que detallarlo demasiado”, explicó Taylor. “En ese sentido, el uso del humor nos ayudó, porque cuando uno de los personajes le pide a Sarah que le explique lo que está pasando, ésta le responde: ‘Basta con saber que estamos tratando de salvar al mundo’”.

Antes de que estrenara “Genisys”, el estudio a cargo anunció que habrá dos secuelas; pero Taylor no sabe si trabajará en ellas. “Llegué a ésta cuando el guión ya estaba listo y me encontré completamente ocupado con ella, por lo que no pude pensar en nada más”, admitió. “Vamos a tomar un respiro, ver cómo reacciona la audiencia y luego decidir”.

TERMINATOR GENISYS

Estreno: En cartelera

Director: Alan Taylor

Reparto: Arnold Schwarzenegger, Emilia Clarke, Jai Courtney

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°