Roberto Sneider dirige a Gael García Bernal en una comedia romántica diferente

Lleva ya cerca de 20 años en Los Ángeles, y su primera idea al enterarse del triunfo presidencial de Donald Trump (a quien califica de “enfermo mental”) fue regresar de inmediato a su México de origen. “Pero poco después me dije que no, porque es justamente el momento de hacer algo al respecto”, afirmó Roberto Sneider ante la grabadora de HOY. “Este también se ha convertido en mi país, y más bien hay que confrontar, hay que defender lo que es justo”.

Eso no quiere decir que “Me estás matando Susana”, la película suya que se estrena hoy en salas locales, maneje una de las típicas historias de inmigrantes que se suelen ver, ya que si bien tiene al frente a Eligio, un mexicano que viaja a Estados Unidos (más precisamente, a Iowa) y que es interpretado por Gael García Bernal, este lo hace con sus papeles en regla y con el único fin de recuperar a su esposa Susana (Verónica Echegui), quien lo ha dejado por irresponsable y mujeriego.

“La mayoría de los mexicanos que llegan a Estados Unidos lo hacen de ese modo; son 11 millones los que vienen al año y que luego se van”, explicó Sneider. “Se trata de una experiencia que se ha visto muy poco retratada en el cine, hasta el punto que al filmar esto bromeábamos sobre el hecho de que iba a ser la primera película protagonizada por un mexicano con visa”.

Fuera de tener visa, Eligio es un sujeto tan carismático como descontrolado, lo que no lo lleva a actuar necesariamente de la manera correcta. “Está muy orgulloso de su cultura y de su marea de ser”, admitió el director. “Tiene sus defectos y una visión un poco cerrada de las cosas, pero reacciona no con miedo, sino con rechazo hacia las actitudes de discriminación que encuentra”.

García Bernal viene de interpretar justamente al típico inmigrante indocumentado en “Desierto”, cinta que lo mostraba incluso en pleno escape de un racista asesino. “Me imagino que se enamoró de cada personaje por motivos distintos; sé que cuando leyó la novela en la que se basa esta película [escrita por José Agustín], dijo ‘uff, yo quiero hacer de Eligio, porque es un ‘cuate’ complejo y divertido’”, retomó Sneider. “Pero el resultado es que terminó haciendo de personajes que de alguna forma son complementarios, y que muestran diferentes facetas de la experiencia mexicana en Estados Unidos”.

Para el cineasta, era esencial que alguien como García Bernal se encargara de un sujeto así. “Eligio se comporta como un verdadero ‘patanazo’ en muchos momentos, y era importante tener a alguien con el suficiente carisma para que el espectador lo siguiera queriendo”, agregó. “Finalmente, nos reímos muchísimo con él, porque se nota que es un buen tipo pese a todas las burradas que comete”.

Otro aspecto interesante de “Me estás matando, Susana” es que Susana tampoco es una santa inocente, porque a pesar de que deja a Eligio debido a que no ve supuestamente un futuro provechoso a su lado, juega con él en varios momentos de la historia, lo que tiene que ver con sus propios conflictos al ser una mujer con deseos de emancipación (es una escritora, y buena) que siente inseguridad al darse cuenta de que, debido a su enorme belleza, muchos hombres no la toman en serio para las labores intelectuales que pretende desarrollar.

“Su personaje era mexicano en la novela, pero decidimos dárselo a esta actriz española porque funcionó muy bien en el proceso de casting al interactuar con Gael”, retomó Sneider. “Al comienzo, yo no sabía si era la apuesta correcta por esto de la nacionalidad, pero me pareció finalmente que funcionaba todavía más [que si hubiera sido una actriz mexicana], porque como los protagonistas se encontraban en una cultura distinta, las herramientas de convencimiento de Eligio hacia esta europea lucían incluso más fuera de lugar [en un lugar como Iowa]”.

“Me estás matando Susana” se estrena el mismo día que “Todos queremos a alguien”, una cinta de Pantelion, compañía que lanza habitualmente comedias románticas sumamente ligeras y normalmente intrascendentes, por lo que decidimos preguntarle a Sneider si temía que su producción fuera confundida con una propuesta semejante.

“La presencia de Gael es importante para indicarle al público que estamos ofreciendo algo distinto, y por otro lado, hemos trabajado una campaña publicitaria destinada a dejar en claro que esto no es otra entrega ‘light’ del género, sino que maneja aspectos más demandantes”, dijo el director.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
82°