'Jurassic World': el regreso de los dinosaurios

La saga iniciada por Steven Spielberg retorna con "Jurassic World"

A estas alturas, casi todas las personas del mundo deben estar familiarizadas con “Jurassic Park” (1993), la película de Steven Spielberg que se ubicaba en una isla centroamericana ficticia en la que habitaban dinosaurios clonados, y que se convirtió en una sensación tan grande como las criaturas que mostraba.

Pero es probable que, en el caso de Bryce Dallas Howard, la exposición a ese título haya sido incluso mayor, no sólo porque es la protagonista femenina de “Jurassic World”, la cuarta entrega de la saga -que se estrena el viernes-, sino porque ella misma es hija de Ron Howard, el aclamado director de películas como “Apollo 13” y “A Beautiful Mind”.

“Todos en mi familia son amantes del cine, y yo vi esa película a los 12 años de edad, lo que se convirtió en una de las experiencias más maravillosas que he tenido, porque su uso innovador de la tecnología cambió la historia del cine”, le dijo a ¡BRAVO! la atractiva pelirroja, que encarnó a Victoria en la saga de “Twilight”.

“Y eso es algo que hemos tratado de mantener en ésta, porque estamos ante una cinta que se debe ver definitivamente en una sala de cine, y más específicamente, en IMAX y en 3D, porque se trata de un verdadero espectáculo”, prosiguió.

Por su lado, el director y guionista Colin Trevorrow nos dijo que vio la primera entrega a los 16 años, cuando vivía todavía en Oakland, invitado por un amigo de la adolescencia que trabajaba en una sala de cine palaciegaque parecía más bien un palacio.

“Fue algo que se marcó en mi mente y que quise reflejar en mi versión, porque me enfoqué mucho en darle a la audiencia un sentimiento semejante al de la original sin que se sintiera una copia al carbón”, agregó. “ ‘Jurassic Park’ es una película que se mantiene completamente vigente pese al paso del tiempo y que no necesita de un ‘remake’, por lo que esta entrega incorpora muchos elementos nuevos”.

No es un detalle menor que, antes de comandar la monumental “Jurassic World”, Trevorrow sólo tuviera en su currículum una comedia encantadora pero sumamente modesta que se llamaba “Safety Not Guaranteed”, en la que los únicos efectos especiales se concentraban en la última escena, donde intervenía una precaria máquina del tiempo.

“Mi ópera prima tenía cerca de cuatro tomas con efectos, y ésta tiene como mil”, reconoció el realizador con una risa. “Pero al final el proceso es el mismo; se trata de desarrollar la idea, diseñarla y ejecutarla, tratando de que luzca lo más realista que se pueda”.

“Cuando me metí en esto, me dije a mí mismo que si hay actores del Método, yo también podía ser un director del Método, es decir, meterme en el papel de un tipo que tenía realmente la experiencia necesaria para enfrentarse a una superproducción como ésta aunque no la tuviera”, relató. “Por suerte, siempre he sido una persona a la que se la ha puesto frente a una piscina y se le ha pedido que se ponga a nadar en ella sin sabe hacerlo, y en ese caso, no puedes ahogarte”.

Para Bryce, el hecho de que Steven Spielberg (quien estuvo muy involucrado en el nuevo filme) se haya dado cuenta de que Trevorrow estaba capacitado para encargarse de algo como esto luego de ver ‘Safety’ es realmente digno de elogio.

“No le faltó razón, porque dentro de su sencillez, esa película tenía un balance perfecto de distintos géneros, como el humor, el romance y la ciencia-ficción, es decir, los mismos elementos presentes en esta saga”, enfatizó.

En la nueva versión, Bryce hace de Claire Dearing, manager de operaciones del parque, así como una mujer que parece ser inicialmente indiferente a las necesidades de quienes la rodean, como lo demuestra el modo en que trata de deshacerse de sus sobrinos visitantes (Nick Robinson y Ty Simpkins) y la manera en que ignora al entrenador Owen Grady (Chris Pratt), con quien tuvo en algún momento un romance.

“Claire está obsesionada con su profesión; es responsable de este lugar, de los 20 mil visitantes que recibe al día y de los dinosauriosque habitan en él, lo que la ha llevado a desconectarse de su propia humanidad y, como consecuencia de ello, a cometer varios errores devastadores”, dijo la actriz.

“Pero el hecho de que se le brinde la oportunidad de redimirse y de volverse incluso heroica es una circunstancia interesante por la que agradezco mucho a Colin, ya que me permitió atravesar una jornada completa con el personaje, lo que resulta siempre satisfactorio en este trabajo”, aseguró.

En el plano de los efectos especiales, “Jurassic World” no decepciona, ya que además de los recursos digitales que se esperan en una obra de este tipo, no deja de lado los trucos prácticos ni los ‘animatronics’ (robots que imitan a seres reales) que se emplearon ya en la entrega original para darle vida a los dinosaurios.

Y hay más. “Además de todo eso, los velociraptores [que son entrenados por el personaje de Chris Pratt] se desarrollaron a través de actores que llevaban trajes de captura de movimiento, lo que hizo que tuviéramos casi siempre estímulos reales a los que responder y no una simple pantalla verde”, retomó Bryce.

“Esa técnica, que no estaba disponible cuando se hizo la primera cinta, nos dio la posibilidad de otorgarle a esos animales un movimiento mucho más realista”, dijo Trevorrow. “Cuando están juntos en una misma toma, cada uno se mueve de modo diferente, porque los humanos tenemos también movimientos erráticos”.

Después de todo lo dicho, no hay que perder de vista que el intérprete que se encuentra al frente de toda la aventura es Pratt, quien se dio a conocer de modo mundial a través de “Guardians of Galaxy”.

Recientemente, Bryce tuvo halagos particulares hacia él, al decir que le gustaría verlo como presidente del país. “Mira, si él quisiera presentarse como candidato, yo voto por él”, nos dijo la actriz. “Es la persona más increíble que existe; es un caballero y obviamente un hombre divertidísimo, es decir, todo lo que se busca en un protagonista y en un compañero de trabajo”.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
81°