¿Por qué el éxito en la taquilla de Eugenio Derbez y Salma Hayek es una cachetada con guante blanco hoy 1 de mayo?

¿Se imaginan de cuánto hubiera sido la taquilla si 'How to Be A Latin Lover' se hubiese exhibido en más salas?

No es casualidad ni coincidencia que un día como hoy 1 de mayo, en el que miles de personas salen a marchar por sus derechos y en protesta contra el gobierno de Trump, el actor Eugenio Derbez y la actriz Salma Hayek hayan logrado lo que muy pocos se imaginaron, superar las expectativas de los criticos anglo en la taquilla estadounidense.

Lograr el segundo lugar y apenas por debajo de la multitaquillera "The Fate of The Furious" es todo un logro. La cinta de Lionsgate "How to Be A Latin Lover" logró 12.1 millones de dólares en su primer fin de semana de estreno y apenas 7 millones de dólares la separan del primer lugar que logró este fin de semana la octava entrega de la saga de Vin Diesel.

Esto es histórico para una cinta producida en Hollywood con contenido hispano en este país, ya que esto ha hecho o simplemente ha corroborado a la critica anglo que los hispanos sí tienen la capacidad de unirse cuando se lo proponen. Esto es una prueba y nadie lo podrá negar.

Este fenómeno de apoyo en la taquilla estadounidense siempre se pone en manifiesto entre la minoría afroamericanas que va al cine para apoyar cintas en las que la mayoría o todos los actores son de la raza negra como las que produce Tyler Perry.

Pero entre los hispanos, hasta ahora habíamos visto divisiones entre mexicanos, puertorriqueños, dominicanos, cubanos o salvadoreños que sólo apoyaban proyectos de sus países en el cine. Sin embargo, eso se rompió anteriormente como otra cinta de Derbez, "Instructions not Included", que sobrepasó las estimaciones en la taquilla estadounidense en 2013.

Pero esta vez, Derbez y Salma han logrado que esas lineas divisorias hayan desaparecido aún más, al menos este fin de semana y han logrado que todos se pongan la camiseta de hispanos unidos, porque al final eso es lo que somos ante los ojos de los que mandan en este país. Para ellos todos los que venimos de la frontera sur hacia abajo somos "Latino-mexicanos".

La reciente presencia de Derbez en la mayoría de las portadas de los periódicos, revistas y su presencia en el Cinemacon, en los programas más populares de la televisión hispana de Estados Unidos y anglo, fueron sin duda el detonante que faltaba para que la gente, llámese mexicana, dominicana, boricua, venezolana o peruana, se levante de sus asientos y salga al cine para apoyar este proyecto con sus hijos y hasta con los abuelitos que conocen muy bien la trayectoria de Derbez.

Su reciente participación en los Billboard de la Música Latina el pasado jueves, llevó por primera vez a Derbez a pararse frente a las cámaras de Telemundo, algo que nos muestra que quizás ya estamos madurando en la television hispana al no hacerse problemas en que un talento de una cadena aparezca en la de la competencia. "Debemos estar unidos", dijo el mismo Derbez en la alfombra roja cuando hablaba de que esa era su primera vez en esa premiación que nada tiene que ver con Univision o Televisa.

Pero tampoco hay que negar que su sencillez es lo que le sigue abriendo puertas al hijo de la recordada Silvia Derbez, quien le inculcó ese amor por el arte de la actuación y el cine, algo que hoy el mismo Derbez ha tomado como ejemplo para hacerlo con sus hijos Vadhir y Aisslin que también forman parte de los proyectos que han hecho Lionsgate-Televisa en este mercado.

Por esa razón es muy importante que hoy 1 de mayo, Día del Trabajador. se escuche la voz de los hispanos en las calles de todo el país, que se den cuenta los detractores de que los hispanos somos una gran fuerza y que venimos a trabajar, a generar fuentes de trabajos y contribuir con la economía de este país.

Y si este fin de semana se logró 12.1 millones de dólares con "How to Be A Latin Lover" en apenas 1,118 salas de cine con un average de $10,750 por sala, imagínate de cuánto hubiera sido la taquilla si se hubiese exhibido en el triple de salas a nivel nacional como ocurre con otras cintas.

Lo mejor es que el 89% de la audiencia ha sido latina, la misma que se metió la mano en el bolsillo para pagar su boleto en un cine de este país.

Y cómo dijo el distribuidor de contenido de Lionsgate David Spitz a Los Angeles Times que "si te entregan contenido que el público quiere, absolutamente saldrán y apoyarán la película".

Así que si la mesa está servida para los latinos, salgamos a comernos el mundo, que para eso trabajamos, el dinero es nuestro y este también es nuestro país.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°