'Poltergeist': del lado de los fantasmas

Ver la nueva versión de “Poltergeist”, que se estrena mañana, es darse cuenta de que estamos ante una cinta muy bien filmada y con  varios momentos de susto genuinos sobre una familia tradicional que se muda a una nueva casa y empieza a ser atacada en ella por fantasmas violentos, pese a que su clasificación es de PG-13.

Sin embargo, los que no han nacido ayer saben que esto no es un aporte inédito a la escuela de terror comercial que se encuentra representada por sagas como las de “Insidious” y “Paranormal Activity”, sino un ‘remake’ de un clásico de inicios de los ‘80 con el que las nuevas generaciones no están necesariamente familiarizadas, pero que los fans del género conocen perfectamente y que, para más señas, contó con una historia escrita por Steven Spielberg.

Y ése es uno de los retos mayores a los que se enfrentó el director Gil Kenan al tomar a su cargo la película. “Se ha hablado de una maldición relacionada a las películas anteriores de la serie [varios actores fallecieron luego de estar en ella], pero la verdad es que lo de las comparaciones era lo que más me aterraba”, admitió el cineasta ante la grabadora de HOY. “Pero cuando leí el guión de David Lindsay-Abaire [ganador del Premio Pulitzer], no pude dejar de sentirme conectado con los personajes, y empecé a estar cada vez más interesado en traerlos a la vida”.

“Además, las historias de la Humanidad se han contado una y otra vez, y no hay nada de malo en usarlas nuevamente cuando han cumplido su ciclo con una generación anterior, sobre todo si las modificas para llegar a los gustos de una audiencia moderna”, agregó. “Esto puede llevar a que las reconstrucciones sean blandas e inferiores, pero creo que hay otros casos en los que la aproximación es honesta y creativa y tiene cosas nuevas que decir; espero que ése sea justamente el caso de la nuestra, aunque haya gente que creció con la original y la considere absolutamente intocable”.

Kenan era demasiado joven cuando se estrenó la primera (tenía 6 años), pero asegura que quedó fascinado con ella al descubrirla más adelante en video. “Empecé a ver estas películas cuando era todavía muy chico, y ‘Poltergeist’ tocó una fibra especial en mí debido a que el terror se daba en un suburbio semejante al lugar donde yo vivía, porque crecí en el Valle de San Fernando, en una casa prácticamente idéntica a la que salía allí”, nos contó el realizador nacido en Londres.  

“Me interesaba que hubiera cosas en el filme que fueran más allá de la experiencia que yo tuve de chico, empezando por ‘el otro lado’, por lo que insistí en que lleváramos al espectador hasta ese lugar para observar a las almas torturadas de los no muertos”, describió. “En un caso así, tienes que emplear dos músculos distintos: el del director que busca sorprender y el del fan que quiere ver algo distinto, pero a la vez mantener detalles primordiales de la original”.

A diferencia de la pareja casada y con tres hijos del filme de 1982, la de Kenan atraviesa una situación económica complicada, en consonancia con los tiempos actuales, y se  introducen también elementos tecnológicos que no existían en la anterior, como iPhones, tabletas y hasta un ‘drone’ de juguete que sirve justamente para el enlace con el ‘otro lado’.

“Era necesario poner todo eso, pero sin afectar la historia ni salirse de lo importante, es decir, la historia sobre una familia que es puesta a prueba por el lugar que ha elegido como residencia,  y que tiene que unirse si pretende recupera a su hija menor, que ha sido secuestrada por unos espíritus”, describe el director, quien tiene justamente una niña de la misma edad que la del personaje descrito.

De todos modos, era necesario mantenerse en los márgenes necesarios para que esto no se convirtiera en una película para adultos, y Kenan asegura que ése fue un reto placentero. “Muchos de mis momentos favoritos en las salas de cine cuando era chico han estado relacionados al miedo, y en este caso, quería hacer una película que tuviera de algún modo esas cualidades, pero que hiciera algo que logra raramente una cinta de terror, es decir, dirigirse a una audiencia más amplia sin dejar de aterrarla”, dijo.

No cabe duda de que Kenan fue contratado debido a lo logrado en su primera cinta, “Monster House”, que a pesar de ser animada y orientada hacia un público infantil, daba mucho miedo; y a pesar de que su siguiente obra, “City of Amber”, fue ya con actores de carne y hueso, ésta lo encuentra en una línea más cercana a la de ese debut.

“La verdad es que hacer algo con actores es mucho más rápido que hacerlo con dibujos animados; pero, por otro lado, el proceso de contar una historia es el mismo, porque ya sea que estés trabajando con intérpretes presentes, con animadores o con camarógrafos, lo importante es comunicarles tus ideas y  darles el espacio necesario para que esa historia salga del mejor modo posible”, precisó.

La atractiva puesta en escena de este “Poltergeist” le debe mucho a Javier Aguirresarobe, un director de fotografía español que hizo varias de las entregas de “Twilight”, pero que fue convocado por Kenan debido a su labor en “The Others”, la aclamada producción sobre fantasmas dirigida por el chileno-español Alejandro Amenábar y protagonizada por Nicole Kidman.

“Lo que hizo allí fue muy elegante, pero demostró también que no le tiene miedo a las sombras y a la oscuridad si son necesarias para enfatizar las emociones de los personajes”, enfatizó el cineasta. “La verdad es que encanta trabajar con directores de fotografía latinos; en ‘City of Amber’, por ejemplo, lo hice con Xavier Pérez Grobet, quien es mexicano y tiene un estilo muy distinto al de Javier, pero igualmente fascinante”.

POLTERGEIST

Estreno: Este viernes

Director: Gil Kenan

Reparto: Sam Rockwell, Rosemarie DeWitt, Jared Harris

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
53°