Espectáculos Cine

Luis Deveze es el alma de ‘Feliz Año Tijuana’, una cinta inusual y llamativa

En vista del carácter rabiosamente independiente que tiene, la película “Feliz Año Tijuana”, que se exhibe desde hoy en varias salas de Los Ángeles y San Diego, se encontraba lejos de garantizar una conexión inmediata con el público, acostumbrado a producciones de otra clase.

Sin embargo, durante la premiere realizada la semana pasada en el Egyptian Theater de Hollywood, la reacción de la audiencia fue de lo más entusiasta, hasta el punto de que muchos terminaron aplaudiendo al ritmo de la canción con la que se cierra el filme, como lo recuerda Luis Deveze, actor, productor y gestor de esta atípica producción hablada mayormente en español.

Si este nombre no te resulta conocido, no te culpamos, porque lo cierto es que, hasta el momento, Deveze (que es originario de Guanajuato y vive en nuestra ciudad desde el 2003) había tenido solo roles pequeños en el cine y la televisión.

“He hecho muchos comerciales y cortometrajes, y también un par de series donde tuve papeles chicos; la que más prometía era ‘The Brige’, en la que tuve una escena muy buena con Demián Bichir al final de la segunda temporada, lo que insinuaba que mi personaje iba a aparecer más en la siguiente”, nos dijo el artista durante una entrevista reciente. “Lamentablemente, la cancelaron después de eso. Y hace poco hice el papel de un mecánico en [la película independiente] “Ingrid Goes West”; mi escena con las chicas [Elizabeth Olsen y Aubrey Plaza] sale incluso en el tráiler”.

“Finalmente, me cansé de esperar que me dieran papeles grandes, por lo que decidí emprender mi propio proyecto, respaldado por Andrew van Baal, un amigo anglosajón que no habla español pero que, como se puede ver, tiene mucho talento”, prosiguió nuestro entrevistando, aludiendo al director del filme. “Fue un riesgo hacerlo de este modo, pero me dio una libertad que no hubiera existido en condiciones distintas”.

Uno de los aspectos más interesantes de la cinta es el modo en que combina elementos procedentes de diferentes géneros mientras cuenta la historia de un tipo cuyos planes de quedarse tranquilamente en un cuarto de hotel de la ciudad fronteriza durante las celebraciones de fin de calendario se ven abruptamente cambiados al ser invitado a una fiesta que termina trasladándose a las calles.

“Tiene drama, comedia, romance y un poco de ‘thriller’, pero en realidad, es como la vida cotidiana, donde pasamos por muchas situaciones y emociones distintas”, retomó Deveze, quien se inspiró en una experiencia de su propia vida para la elaboración de la trama, pese a que la película no contó con un guion ni mucho menos con diálogos escritos.

“Lo que me sucedió no fue exactamente igual, pero sí atravesé cosas semejantes, con inseguridades y miedos que fueron hasta extremos; fue algo intenso que valía la pena desarrollar”, prosiguió. “Pero muchas personas que han visto la película me han dicho que les ha pasado algo muy parecido”.

Pese a que se ve y se escucha muy bien, la cinta se filmó con el ‘guerrilla style’, es decir, sin pedir permisos para el empleo de locaciones, con muy poco personal técnico y recurriendo a la gente que se encontraba en los lugares donde se rodaba. “No teníamos presupuesto como para pretender siquiera que una ciudad entera celebrara el Año Nuevo [de manera simulada], por lo que decidimos hacerla en esa misma fecha, tipo documental”, detalló Deveze. “Filmamos la mayor parte ese día y esa noche, sin posibilidad de repetir las tomas, aunque dejamos las escenas de interiores para después”.

Indirectamente, el filme es una carta de amor para Tijuana, que sigue siendo considerada por algunos como una ciudad peligrosa, pero que muestra aquí una cara festiva y amable. “La gente de allá es muy bondadosa, y usamos de hecho a pobladores que se encontraban en nuestro camino como personajes, aunque teníamos también un reparto profesional”, precisó el actor.

“La intención de todo esto era contar una historia basada en un ‘trancazo’ emocional que tuve y que me marcó mucho; las ambiciones no iban más allá de eso”, aseguró. “Claro que, poco a poco, le fuimos sumando elementos de la cultura tijuanense y circunstancias relacionadas a las experiencias de quienes vivimos en Estados Unidos, pero nacimos en México”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
76°