Cine

LA Film Fest: 'Las Malas Lenguas' muestra una Colombia distinta

"Las Malas Lenguas" representa a Colombia en el Festival de Cine de Los Ángeles

“Las Malas Lenguas”, que se proyecta en el Festival de Cine de Los Ángeles mañana (sábado 13 de junio) a la 1.50 p.m., dentro de las salas Regal de LA Live, no es la producción colombiana típica, en el sentido de que sus personajes no son sicarios, prostitutas ni narcotraficantes. Y eso no es una casualidad, sino una decisión consciente de su director, el debutante Juan Pablo Serna.

“Estaba cansado de las historias que se enfocan en los efectos del conflicto y no en la causas, cuando en mi país el problema viene de que a la gente no la dejan ser como quiere ser, porque hay principios muy conservadores y tradicionales dentro de la sociedad que fomentan situaciones como el clasismo y el racismo”, le dijo el cineasta bogotano a HOY Los Ángeles poco antes de su llegada a nuestra ciudad, a través de una conexión telefónica.

“La idea era cambiar el foco de la crítica a un segmento de la sociedad que no se ha tocado en el cine colombiano pese a que merece muchos cuestionamientos, que es la clase alta, donde hay mucha plata”, agregó. “Pese a ello, muchos de sus integrantes son miserables debido a la represión que sufren, y de ahí viene la segunda temática de la película, que es la homosexualidad, porque aparte de que no existen derechos para esa comunidad,  se les ve muy mal debido al peso del catolicismo”.

De ese modo, la protagonista del filme, Manuela (Sara Montoya, en un impresionante debut cinematográfico), es en teoría el modelo ideal de chica de la clase alta, con estudios en la universidad y un novio ‘yuppie’, hasta que se enamora de su mejor amiga, que se va a ir a vivir a Río de Janeiro; y mientras  Manuela decide si se va con ella, queda embarazada de su novio, lo que la lleva a tomar decisiones fundamentales.

Laserna no es gay, pero creció en un ambiente igual al de la cinta, y se enfrentó en algún momento a una situación que podría ser semejante. “Quise ser cineasta desde chico, pero mi papá, a quien quiero mucho, es de otro corte, porque piensa en términos de plata y de negocios, lo que lo llevó a oponerse fuertemente a mi deseo e hizo que yo estudiara Administración antes de terminar finalmente en una escuela de cine de Nueva York”, precisó el director. “Es un dilema que se da mucho en una sociedad como una colombiana, y que yo trasladé a un asunto que se sale más del control de cualquiera, como lo es la sexualidad”.

Finalmente, el padre del joven director vio “Las Malas Lenguas” y, según el entrevistado, “le gustó mucho, aunque creo que no se dio cuenta de muchas cosas [de la historia] en que él está directamente involucrado; y es que el que no quiere ver las cosas no las ve”.

En todo caso, la reacción final del Laserna mayor ante esta lograda cinta resultó mucho más positiva que la inicial, ya que como su hijo la produjo personalmente, se vio obligado a emplear a veces la casa familiar y de las otros conocidos como locaciones, lo que generó un gran desorden durante el rodaje. “Eso le molestó mucho, pero cuando presenté la película como mi tesis de grado y ésta empezó a ganar notoriedad, entendió la importancia de lo que estaba haciendo”, concluyó el realizador sudamericano.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
79°