'Insidious 3': en palabras de sus creadores

Leigh Whannell dirige por primera vez una entrega de la saga que él mismo ha escrito

Al inicio de “Insidious: Chapter 3”, la cinta de terror que se estrena hoy, todo parece indicar que nos encontramos ante un drama familiar en el que una adolescente (en este caso, Quinn Brenner, interpretada por Stefanie Scott) se encuentra lidiando con la pérdida de su madre, mientras que su padre (Sean Brenner, interpretado por Dermot Mulroney) trata de mantener a flote a sus seres queridos pese a los problemas laborales que atraviesa y a su propio duelo.

“Esto te pone con los pies en la tierra, ya que habla sobre cosas que le pasan a mucha gente y asume un estilo muy psicológico desde el comienzo mismo”, nos dijo Scott, mientras que, en una entrevista separada, Mulroney aseguró que dicho aspecto es justamente el que hace que la cinta sea tan escalofriante, porque “logra que te intereses realmente en los personajes y te sientas luego preocupado por las cosas malas que les suceden cuando todo se pone feo”.

Con esto, el intérprete se refiere a la irrupción de una entidad maléfica en el hogar de los Brenner, lo que tiene sentido cuando se considera que la cinta forma parte de una popular saga cuyas historias van justamente por ese lado, y que en este caso cuenta con la particularidad de haber sido dirigida por Leigh Whannell, quien debuta en la dirección pero no es precisamente un novato del mundo del cine, ya que además de ser actor, él mismo escribió las tres primeras entregas de “Saw” y las dos anteriores de “Insidious”.

En realidad, Whannell tuvo una responsabilidad particularmente intensa, porque además de dirigir y de crear el guión, tuvo una extensa participación como actor al encargarse del papel del investigador paranormal Specs (quien apareció también en las dos entregas anteriores de la misma saga).

“Aunque éste es mi debut como director, he estado muchísimas veces en un set, incluso cuando no me tocaba actuar en alguna escena, y eso me permitió aprender de los grandes, sobre todo de James [Wan], que es un maestro del terror moderno”, le dijo a HOY el aludido en alusión al director habitual de las sagas arriba citadas, a quien se le encomendó recientemente “Furious 7”.

“Pero no quería que esto fuera una fotocopia del estilo de Whan; no puedo darle a la audiencia lo que alguien como él le ha dado, por lo que busqué mi propia identidad”, agregó, para aludir luego a influencias provenientes de producciones como “The Exorcist”, “Seven” y “The Shinning”.

El cineasta asegura que los buenos resultados del proyecto le deben mucho a la labor de su reparto, empezando por Scott, quien “logró meterse en la piel de Quinn de un modo absolutamente natural”, pese a que la misma muchacha sólo es conocida realmente hasta el momento por un inocente papel en la teleserie de Disney Channel “A.N.T. Farm”

“Pero no es la primera vez que he hecho cosas dramáticas; tengo preparación como actriz y estuve ya en [dos episodios de la teleserie] ‘Law & Order: SVU’”, se defendió ella. “No creo en etiquetas; un actor debe ser capaz de hacer muchos roles distintos, y éste en particular me interesó por que tenía detrás una buena historia”.

De todos modos, uno de los retos más grandes para esta jovencita de 18 años tuvo que ser la asimilación del duelo ante la desaparición de una persona tan cercana. “Todo el mundo sabe de pérdidas, aunque éstas asuman distintas maneras”, nos dijo. “Mi mejor amiga perdió a su madre debido al cáncer de seno, y hay otras situaciones que yo misma he atravesado y que me sirvieron de algún modo para el papel”.

Mulroney tampoco ha sufrido en carne propia una desgracia semejante, pero, por otro lado, tiene un hijo adolescente (además de dos niñas mucho más pequeñas), lo que le sirvió para desarrollar la preocupación que surge en Sean una vez que su hija empieza a hablar de apariciones sobrenaturales.

“Hay otro aspecto que me parece también muy interesante en la película, y es que, a diferencia de historias semejantes que ocurren prácticamente en mansiones, esto se desarrolla en departamento y se enfoca en una familia de la clase trabajadora”, comentó. “Esto hace que el espectador común y corriente se sienta más cercano a los hechos y, de paso, aumenta el sentido de claustrofobia, de que es mucho más difícil escapar”.

El mismo Mulroney celebra también que la cinta se haya hecho básicamente con efectos prácticos y no digitales, lo que en sus palabras tuvo que ver con cuestiones de presupuesto, pero también con la intención de que la experiencia se acercara a la que han generado trabajos clásicos del género.

Para Whannell, esta decisión era prácticamente inevitable. “Este subgénero en particular, es decir, el de las casas embrujadas y los fantasmas, se presta especialmente para los efectos frente a cámara; ¿por qué crear un fantasma usando una computadora cuando puedes usar a un actor real y ponerlo en la esquina?”, preguntó. “Tiene que ser algo táctil, físico, porque de otro modo, la audiencia se distancia de inmediato”.

No sabemos si esto tiene también algo que ver con cuestiones de presupuesto, pero uno de los datos que más nos llamó la atención en las notas de prensa fue el método empleado por Whannell para poner a Scott en la situación requerida durante una escena específica, por lo que le pedimos al actor que nos hablara de ello.

“Hay una parte en la que Quinn es poseída, y para ello, hice que Stefanie se metiera dentro de un cuarto oscuro para escuchar a todo volumen black metal noruego, de ése que suena completamente diabólico”, nos confirmó el realizador con una risa.”No puedes esperar que tu actor esté en un momento riéndose con sus compañeros y que momentos después haya algo en lo que debe parecer traumatizado sin alguna clase de ayuda”.

INSIDIOUS 3

Estreno: Hoy

Director: Leigh Whannell

Reparto: Dermot Mulroney, Stefanie Scott, Lin Shaye

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°