Bill Hader impone su comicidad nerviosa en 'Inside Out'

Bill Hader ha interpretado muchos papeles en comedias adultas, pero también ha estado en cintas animadas

Es probable que, al escuchar su nombre, no sepas realmente quién es, a no ser que hayas seguido con regularidad las transmisiones del programa televisivo “Saturday Night Live”, en el que participó a lo largo de ocho años, interpretando a una cantidad impresionante de personajes.

Pero lo cierto es que Bill Hader ha sido una figura esencial de las comedias cinematográficas para adultos de los últimos tiempos, como lo demuestra el papel que policía que hizo en la extremadamente popular “Superbad” al lado de Seth Rogen, así como sus intervenciones en las divertidas “Pineaple Express” y “Forgetting Sarah Marshall”.

Sin embargo, lo que nos tuvo hace unos días a su lado fue una cinta animada de tinte familiar que se llama “Inside Out” y que se estrena este viernes con el antecedente inmediato del fervor que provocó su paso por el Festival de Cannes, hasta el punto de que muchos la están calificando ya como uno de los mejores trabajos de la prestigiosa compañía Pixar.

La historia se ubica dentro de la mente de una niña, desde su nacimiento hasta que cumple los 11 años de edad, para transformar en personajes a los sentimientos que se manifiestan en su vida cotidiana: Alegría, Tristeza, Asco, Odio y Miedo. Hader interpreta a la voz del último.

“Creo que buscaron al idiota más grande que podían encontrar”, fue lo primero que nos dijo el actor cuando le preguntamos el modo en que se había involucrado en la película. “No; la verdad es que yo ya había estado insistiéndole a los de Pixar desde hace tiempo para que me dejaran trabajar en uno de sus proyectos, y curiosamente, el día que me invitaron a visitar el estudio, me ofrecieron el papel”.

En vista de que él mismo ha demostrado ser tan temerario en la elección de sus roles, nos animamos a preguntarle si hay algo en particular a la que le tenga miedo. “Soy alérgico a las nueces, por lo que siempre me asusto cuando me ponen al frente una bandeja”, confesó.

“Inside Out” no es el debut de Hader en los terrenos de la animación, porque participó antes en títulos como “Cloudy with a Chance of Meatballs” (donde hizo la voz del personaje principal), “Ice Age: Dawn of the Dinosaurs” y “Monsters University”.

Y aunque él mismo asegura que el proceso en este caso fue semejante (“me tocó estar nuevamente solo en una cabina, sin los demás actores al lado”), reconoce de igual modo que la calidad de la producción hizo que los trámites resultaran especialmente placenteros, pese a que grabó sus partes a lo largo de cuatro años, durante sesiones de cuatro horas cada una.

“Lo más interesante es que conté con la ayuda de Peter Docter, a quien admiro mucho”, dijo el intérprete, en alusión al director de la cinta, cuyos créditos anteriores incluyen la realización de “Monsters, Inc.” y de “Up” (que se llevó el Oscar a Mejor Película Animada). “No me decía exactamente lo que yo debía hacer, pero me señalaba lo que le parecía bien y lo que no, porque es un cineasta muy intuitivo”.  

Pese al tiempo invertido en esta obra, Hader se encuentra plenamente satisfecho con los resultados, que considera “muy dulces y muy emotivos”. “Los que la vean no podrán evitar llorar”, comentó con una risa.

Y es que si bien se dice que los comediantes pueden ser personas muy depresivas, nuestro entrevistado se sale de esa norma. “Me imagino que mis niveles de tristeza son iguales a los de otras personas”, afirmó. “Lo que sí soy es nervioso; diría que hasta neurótico”.

En todo caso, él cree que los artistas pueden estar más inclinados a la preocupación, debido al nivel de expectativa que se pone en sus trabajos. “Cada vez que haces algo, sabes que todo el mundo lo va a ver y lo va a criticar”, comentó. “Sueles crear algo para expresarte, pero al final, eso mismo va a ser juzgado”.

Sin embargo, siente que lo que hizo en “Saturday Night Live” (donde también imitó a incontables políticos y personajes públicos) lo preparó para cualquier clase de cuestionamientos. “Hasta me llegaron amenazas de muerte”, nos dijo, esta vez sin ánimo aparente de broma. “La conclusión es que hay hacer lo mejor que puedas y rodearte de las personas adecuadas, aunque lo cierto es que nunca termino satisfecho con lo que hago. Debe ser mi lado neurótico”.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
67°