Arte LA

Lydia Cacho: por el derecho a la sexualidad

La autora mexicana participará por partida doble en LéaLA

Cuando el nuevo libro de Lydia Cacho llegó a nuestras manos, no pudimos evitar la sorpresa, ya que si bien esta escritora y periodista capitalina se ha hecho conocida por sus incisivos estudios sobre la violencia contra las mujeres en México, con lo que ha puesto incluso en riesgo su integridad física, este volumen, titulado “Sexo y amor en tiempos de crisis”, va por un camino muy distinto.

“Hubo gente que pensó que alguien estaba utilizando mi nombre para vender”, admitió ella con una risa al inicio de la conversación que sostuvo con HOY Los Ángeles. “Pero la verdad es que mantiene la misma temática de los trabajos anteriores, en el sentido de que habla de las relaciones entre los seres humanos y de la sexualidad, pero desde el lado consensual y más normal, no del que viene rodeado por la delincuencia”.

“Eso sí, después de tantos años de hacer entrevistas con víctimas de violencia extrema, con niños, niñas y mujeres afectados por la delincuencia organizada, quedé muy saturada, por lo que decidí buscar un nuevo registro”, prosiguió. “Y lo encontré en las conversaciones de mis amigos, que podrían parecer muy triviales, pero se referían a las crisis de salud y a las emocionales que empiezan a surgir a partir de la cuarta década de vida”.

No le falta razón, ya que revisar el tomo es darse cuenta de que no estamos ante un manual comercial y facilista, sino ante un texto profundamente investigado y ampliamente documentado. “Comencé buscando libros latinoamericanos sobre el tema, pero todos eran traducciones de Estados Unidos o de Europa, por lo que hice muchas entrevistas con una metodología precisa para que tuvieran un mayor alcance”, dijo la autora. “El proceso fue también muy conmovedor, sobre todo en el caso de los hombres, porque en nuestras sociedades latinoamericanas, ellos se sienten prácticamente obligados a exhibir siempre su masculinidad, incluso cuando se trataba de intelectuales y de académicos”.

El libro tiene también un tono feminista desde el inicio mismo, en el que se brindan datos históricos sobre el modo en que los aportes prácticos y hasta científicos de las mujeres fueron rechazados en diferentes épocas por sociedades machistas. “Haber trabajo tanto en la perspectiva de género me permitió acceder a estos temas, y no sólo para mencionar el modo en que los prejuicios sobre la sexualidad han afectado a las mujeres, sino también a los hombres, obligados a mantener unos cánones de virilidad que no han tomado en cuenta su salud”, comentó. “Antes, hablar de estos temas podía llevar a que se les acusara de cobardes o hasta de cosas peores”.

“Sexo y amor en tiempos de crisis”, que se lanzó en México a fines del año pasado, ha marcado una diferencia importante en su carrera: no ha derivado en amenazas a su vida. “Me han llegado críticas, pero constructivas, sobre que no soy muy buena para difundir la ciencia y cosas así; pero en ese sentido, éste ha sido un libro muy bondadoso”, afirmó. “En todo caso, si alguien de la industria farmacéutica [que es duramente cuestionada] se enojara conmigo, eso me preocuparía menos que cuando se enoja el crimen organizado. Es una ‘gozadera’ tener un libro que no te va a causar problemas , sino casi-casi puras cosas buenas”.

Pero esto no quiere decir que Cacho se haya transformado en una sexóloga a tiempo completo ni nada parecido; de hecho, hace poco estuvo en Londres para hablar sobre el caso de su colega Carmen Verastegui, otra periodista combativa que fue despedida de un medio radial.  “Sigo haciendo mis columnas en diarios de México y participando en todo lo que tiene que ver con la libertad de expresión y los derechos humanos en mi país”, admitió.

“Además, acabo de estar en estar en un concierto en el DF con Saúl Hernández y Lila Downs que se hizo para la apertura de las oficinas de Amnistía Internacional en México, y que fue muy emocionante, porque se llevó a cabo en un lugar que antes se consideraba un ‘barrio bravo’ y que ahora estaba completamente lleno de jóvenes, todos ellos comprometidos con lo que está pasando por allá”, detalló.

También viene trabajando desde hace unos cuatro meses como conductora de un documental sobre el caso de Ayotzinapa que incluirá entrevistas con los familiares de los desaparecidos y un seguimiento de la investigación entablada por una comisión especial de la Corte Interamericana. “Estamos yendo un poco atrás para entender por qué estas personas han dejado sus casas y sus animalitos para irse a una escuela que es como un bunker desde el que salen de viaje a donde tengan que ir para apoyar en la búsqueda de sus hijos”, dijo Cacho.

“También queremos desmitificar eso de ‘pobrecitos’, porque no se trata de gente que estaba en la luna, sino de gente que ha estado siempre involucrada en la defensa de sus tierras y de sus derechos, mas allá de cualquier partido político”, profundizó. “Lo peor es que todo parece indicar que no se trató simplemente de un crimen de estado, sino de una estrategia gubernamental y militar para efectuar una ‘limpieza social’ de los jóvenes que se están rebelando contra el status quo de México; de comprobarse, esto sería gravísimo, porque nos acercaría a lo ocurrido con los regímenes de Argentina y Chile en los ’70, aunque de una manera más posmoderna que, de todos modos, se encuentra con obstáculos debido al papel de los medios y las redes sociales”. 

En todo caso, la escritora tendrá la oportunidad de mostrar las dos facetas descritas en este artículo durante la realización de LéaLA en el Centro de Convenciones de LA, ya que el domingo que viene presentará su nuevo libro a las 4 p.m. y, una hora después, participará en un panel titulado “Periodismo y libertad de expresión”, al lado del caricaturista político Rafael Barajas Durán “El Fisgón”.

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
93°