Carrère recoge Premio FIL que reconoce su "arriesgada" creación literaria

Por su "arriesgado" trabajo en la literatura de "no ficción", expresión que no acaba de satisfacerle, el escritor francés Emmanuel Carrère recibió hoy el Premio de Literatura en Lenguas Romances en la inauguración de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Al inicio de la edición 31 del evento editorial, que se celebra en la capital del estado mexicano de Jalisco con Madrid como invitada de honor, Carrère dio un discurso en el que reflexionó sobre la frontera entre ficción y no ficción, y sobre lo que esta separación implica.

Esta delgada línea, en la que se ha movido con "una aparente naturalidad", según reconoce el fallo del jurado, queda dibujada si se emplean nombres propios reales en el texto, apuntó el francés (París, 1957).

El también periodista y guionista comentó que en muchas ocasiones le han preguntado si no le inquieta exponerse en las narraciones donde introduce elementos de autoficción. Sin embargo, aseveró que para él esto no es un problema, ya que a la hora de escribir es él quien decide "qué revelar y qué callar".

No obstante, cuando se involucra a personajes reales en el relato, uno ya no es "el amo absoluto" -como en la ficción-, y "se arriesga" a lastimar a estas personas, "y mucho".

"Sé de lo que hablo: he escrito al menos un libro del que me reprocho haber ido demasiado lejos, por haber lastimado en él a dos personas", dijo el autor.

Entre sus pensamientos acerca de la posición del escritor en la "no ficción", Carrère comentó el ejemplo de "A sangre fría", la novela de Truman Capote que le inspiró para escribir "El adversario" (2000).

Relató que durante mucho tiempo trató de "imitarlo", siguiendo la línea de Capote; es decir, sin incluirse en la narración. Pero al final renunció a este aspecto y escribió el libro en primera persona.

"Pensé, sin exagerar, que esa elección me había salvado la vida", sentenció.

Para cerrar su discurso, el escritor contó una anécdota sobre Charles Dickens, quien en "David Copperfield", novela que publicó por entregas, retrató a un personaje llamado Miss Mowcher, una mujer "chismosa e hipócrita".

Sin embargo, una lectora escribió a Dickens preocupada porque mucha gente la comparaba con el personaje, ya que compartían rasgos físicos. Por esto, el autor diluyó la maldad de Miss Mowcher, quien se volvió "un ángel celestial bajo su apariencia desagradable".

"Pienso que modificar la realidad soberana de su libro para no lastimar a una mujer pequeña de provincia no fue solo el mayor gesto de generosidad, sino también de la mayor libertad que puede ejercer un escritor", apuntó Carrère, quien concluyó preguntándose si "la generosidad y libertad no son lo mismo".

Carrère es "una de las voces literarias más arriesgadas e influyentes de nuestro tiempo", dijo el escritor mexicano Jorge Volpi, encargado de leer la semblanza del francés antes de la entrega del galardón a manos de la secretaria de Cultura de México, María Cristina García Cepeda.

Destacó que el autor de "Limónov" ha logrado convertirse en "un personaje que transita de un libro a otro" con una técnica en la que "no necesita de la imaginación; más bien encuentra una nueva forma de usarla para coser, tejer y dar cauce a la existencia y su existencia".

En definitiva, el escritor y periodista ha configurado un "vasto fresco narrativo" que podría titularse "De mi vida, además de las otras", resaltó el mexicano.

El presidente de la FIL, Raúl Padilla, recordó que esta edición contará con la participación de 700 escritores de 41 países.

Celebró que Madrid ejerza como el invitada de este año, y dijo que actualmente es "la capital de la cultura iberoamericana".

"La presencia de Madrid ofrece un aliento de esperanza a todos los que creemos en la libertad de la cultura y la capacidad de las letras y las palabras para hermanar a los pueblos", resaltó Padilla ante un presidium que incluyó a figuras como la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el autor Sergio Ramírez, reciente ganador del Premio Cervantes 2017.

El presidente también mencionó algunas de las actividades más destacadas en esta edición, como la inauguración del Salón Literario por parte del escritor estadounidense Paul Auster y los homenajes a personalidades como el autor español Juan Goytisolo, recientemente fallecido, o el filósofo Fernando Savater.

Durante nueve jornadas se espera que más de 800.000 personas pasen por las puertas de la Expo Guadalajara, espacio de 34.000 metros cuadrados donde se desarrolla el evento.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group