En esa instalación se entrenaban los caballos Pura Sangre más famosos de Estados Unidos

VIDEO: El fuego provoca mortal estampida de caballos en San Diego

El incendio Lilac Fire llego hasta un importante centro entrenamiento de caballos en  Bonsall, en el condado e San Diego, lo que obligó a los entrenadores a liberar a cientos de equinos pura sangre que corrieron por las instalaciones mientras sus caballerizas  ardían. 

Aterrados, los caballos que se encontraban en las instalaciones de entrenamiento de caballos de San Luis Rey Downs de Bonsall, relinchando, comenzaron a galopar frenéticamente, tratando de salvar sus vidas.

El incendio llegó al extenso complejo de 500 caballerizas en Camino Del Rey, aproximadamente a una milla al este de la autopista 76 un poco antes de las 2 p.m., lo que provocó llamadas cada vez más urgentes para mover los caballos a la pista, que se encuentra a  una milla de las instalaciones.

Al principio, la evacuación del establo fue ordenada, con entrenadores haciendo todo lo posible para persuadir al brillante y musculoso grupo de equinos.

Pero el viento se levantó repentinamente, provocando que numerosas ascuas cayeran en los  techos de las caballerizas, envolviendo toda el área en espeso humo. En ese momento comenzó el caos, porque mientras los entrenadores trataban de salvar a los finos animales, por otra parte corrían un gran peligro de perecer bajo las musculosas patas de los caballos.

La entrenadora Linda Thrash de Bonsall estaba en medio de esa confusión, tratando de guiar a 41 caballos hacia un sitio seguro.

"Tratamos de seguir el ritmo, a pesar de que iban pisando las brasas, pero comenzó a llegar tan rápido el fuego, que no pudimos seguir haciendo eso", dijo Thrash. "Eventualmente, tuvimos que soltarlos. No hubo tiempo para hacer otra cosa".

Los graneros, dijo, tienden a estar llenos de material inflamable, por lo que un incendio los hace arder con gran rapidez.

Cientos de caballos fueron liberados de sus caballerizas, mientras los entrenadores y otro personal de apoyo trataban, sin éxito, de tenerlos bajo control.

Eventualmente, la mayoría se calmó lo suficiente como para ser cargados en remolques y llevados a los  establos en Del Mar Fairgrounds.

Peer muchos otros caballos, sin embargo, no tuvieron tanta suerte.

El entrenador Brian Kozak dijo que vio que varios animales habían muerto antes de llegar a la pista y más murieron en los graneros.

“Hay muchos caballos muertos", dijo. "Muchos de ellos simplemente no salieron de sus caballerizas y se asfixiaron".

San Luis Rey Downs ha sido el hogar de algunos de los mejores pura sangre de Estados Unidos, con cuatro caballos que recibieron entrenamiento inicial en esas instalaciones para despues ganar el Kentucky Derby: Sunday Silence, Ferdinand, Gato del Sol y Fusaichi Pegasus.

Cigar, quien en el momento de su retiro era el principal ganador de premios en efectivo en las carreras de América del Norte, se entrenó al principio de su carrera en San Luis Rey Downs.

La instalación fue también el hogar habitual de Azeri durante su carrera, que incluyó los honores Caballo del año en 2002.

 Según una historia de 2013 en el Daily Racing Form, San Luis Rey Downs se construyó a finales de la década de 1960 para ser una instalación de carrerasde C. Arnholt Smith y John Alessio, que pretendía "elegir las fechas de las carreras de verano fuera de la pista" en el recinto ferial de Del Mar".

 Posteriormente fue comprada por Stronach Group, que también es propietaria del hipódromo de Santa Anita, entre otros.

La gran mayoría de los entrenadores y personal de apoyo en esta instalación son de origen latino, por lo que este incendio tendrá un gran impacto en su economía.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°