Otro día difícil: el regreso de los fuertes vientos hace que el incendio Thomas vuelva a ser muy peligroso

Otro día difícil: el regreso de los fuertes vientos hace que el incendio Thomas vuelva a ser muy peligroso

Durante tres días, los bomberos intencionalmente incendiaron las laderas para reducir la vegetación completamente seca que se encontraba en las cercanías. Han extinguido montones de arbustos l y talado numerosos árboles quemados para que no caigan sobre la gente.

Muchos han trabajado durante 14 horas seguidas, algunos disfrutaron el descanso que les dieron los vientos. Algunos cantaron para pasar el tiempo.

Los meteorólogos predicen la llegada de los vientos de Santa Bárbara, que arrasan los cañones hacia la costa, desde la tarde del miércoles hasta el jueves por la mañana. Las ráfagas del norte probablemente excederán las 40 mph, mientras que ráfagas aisladas podrían llegar hasta las 60 mph , según el Servicio Meteorológico Nacional.

Los vientos atravesarán el lado del incendio perteneciente al condado de Santa Bárbara primero, creando condiciones de fuego graves para la parte occidental del incendio, hasta que lleguen los vientos de Santa Ana al condado de Ventura el jueves por la mañana.

"Los bomberos han estado trabajando duro durante los últimos 3 días y medio para prepararse para mañana", dijo el capitán Steve Concialdi de la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange.

Es parte del círculo vicioso que ha mantenido el fuego de Thomas activo desde que inicio en las estribaciones de Thomas Aquinas College el 4 de diciembre. Para el martes, había carbonizado 272,000 acres de tierra en los condados de Ventura y Santa Bárbara, convirtiéndolo en el segundo -incendio más grande en la historia moderna de California.

A pesar de la dura batalla que permitió a los bomberos aumentar la contención al 55% la noche del martes, se espera que el incendio forestal que ha destruido 765 viviendas unifamiliares siga creciendo. La vegetación en el área permanece críticamente seca, lo que representa un peligro especialmente grave cuando los vientos se aceleran.

Pero los departamentos de bomberos de las agencias de California están comenzando a viajar de regreso a sus estaciones.

 

"El fuego está  disminuyendo drásticamente en este momento", dijo Rudy Evenson, un portavoz del esfuerzo de extinción de incendios de varias agencias. "No está ni cerca de la escala que tuvimos las últimas dos semanas".

Con más líneas de contención en su lugar, miles de residentes desplazados cerca de las zonas quemadas en Carpinteria, Montecito y las estribaciones de Santa Bárbara recibieron buenas noticias el martes: Finalmente, podrían irse a sus casa.

"Qué alivio", dijo Bob Boghosian, quien junto con su esposa, Beth, evacuó su casa en el área de Toro Canyon hace una semana.

Se mudaron a su casa desde Anaheim Hills hace dos años, después de enamorarse de la reclusión y las vistas del océano. La pareja sabía que enfrentaban el peligro de un incendio, pero "hasta ahora toda esta discusión era teórica", dijo Boghosian, de 72 años.

"No pensamos que fuera así", dijo.

La casa de Boghosian estaba ilesa, pero aun así está un poco preocupado por el futuro, y sus amigos de la costa este están aconsejando  a la pareja que se muden.

A lo largo de Coast Village Road en Montecito, los empresarios estaban trabajando para reabrir tiendas y restaurantes que habían estado cerrados durante varios días debido a una orden de evacuación obligatoria. La orden se levantó a las 6 a.m. del martes.

A algunos comerciantes les preocupaba que los cierres durante la temporada alta festiva pudieran perjudicar seriamente sus ganancias de este año.

"Es horrible", dijo Jason Herrick, copropietario de Liquor and Wine Grotto. Los incendios han dejado como resultado  las peores  ventas desde diciembre de 2009, dijo.

Herrick ha sido dueño de la licorería durante casi nueve años y ha pasado por incendios forestales anteriormente, pero nunca uno que haya durado tanto.

"No creo que todos puedanresistir", dijo Herrick sobre otros dueños de negocios.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°