Latinoamérica aún tiene barreras para implementación de cuidados paliativos

EFE

Los cuidados paliativos deberían considerarse como una parte fundamental de la medicina; sin embargo, en Latinoamérica aún existen barreras que dificultan su implementación efectiva, dijo a Efe la doctora Celina Castañeda de la Garza.

"Hacen falta políticas públicas. Además, el personal de salud no está plenamente capacitado para ofrecer estos servicios y la gente no sabe que existen", aseveró la coordinadora de voluntades anticipadas y programa de medicina y cuidados paliativos de la Secretaría de Salud del Estado de México.

Con motivo del día de los cuidados paliativos que se celebra el 14 de octubre, la especialista señaló que éstos se enfocan en aliviar el dolor y otros síntomas con el propósito de que los pacientes y sus familias tengan calidad de vida.

"Estos cuidados previenen o mitigan los síntomas y efectos secundarios de la enfermedad y de los tratamientos, así como problemas físicos, psicológicos, sociales y espirituales que un padecimiento plantea", explicó.

Cuando las personas se sienten mejor en estas áreas, continúo, tienen una mejor calidad de vida a lo largo de la enfermedad e incluso hasta el último momento.

"Los cuidados paliativos son una disciplina médica para pacientes cuya expectativa de vida no es la curación, pero se busca proveerles de cuidado en el área, física, psicológica social y espiritual", aseveró.

Los pacientes con cáncer, enfermedades crónicas, insuficiencia renal, pulmonar o hepática, adultos mayores y quienes sufren enfermedades mentales son quienes más necesitan de este tipo de cuidados.

No obstante, los cuidados paliativos no solamente se circunscriben a pacientes en etapa terminal.

"La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que ésos deben estar considerados en el sistema de salud desde el momento que hay un diagnóstico y se inicia un tratamiento, a fin de evitar sufrimiento del paciente", señaló la experta.

La OMS estima que, a nivel mundial, anualmente 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos, pero únicamente el 14 % de las personas que los requieren los reciben.

En México, sin embargo, desde 2014 la Ley General de Salud establece un acuerdo de obligatoriedad que insta a las instituciones a prestar este tipo de servicios.

"A los que están en el programa de cuidados paliativos se les capacita y orienta en consejería familiar para que haya un cuidado adecuado de su paciente y, sobre todo, para prevenir la claudicación del cuidador primario", explicó Castañeda de la Garza.

La experta explicó que el cuidador primario claudica debido a la carga de trabajo tan demandante desde el punto de vista, físico y psicológico.

Y es por ello que el impacto de capacitación es benéfico en todos los sentidos "porque también la familia se queda con el adiestramiento y pueden sobrellevar mejor en eventos futuros los diagnósticos de las enfermedades que se van presentando", aseveró.

Finalmente, destacó que se deben sumar esfuerzos en torno a este tema "porque, aunque existe consenso global con respecto a la necesidad de fortalecer la prestación de cuidados paliativos, en la práctica siguen existiendo múltiples barreras que dificultan su implementación efectiva".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°