El "establishment" demócrata y la izquierda se miden en primarias de N.York

EFE

El "establishment" demócrata y la revuelta izquierdista dentro del partido miden fuerzas este jueves en las primarias de Nueva York, donde el actual gobernador del estado, Andrew Cuomo, parte como favorito ante la alternativa progresista de la actriz Cynthia Nixon.

La última encuesta, publicada la pasada semana, da a Cuomo una comodísima ventaja de 41 puntos frente a su rival en las primarias, pero los analistas creen que la distancia real puede ser mucho menor.

De hecho, la campaña del gobernador ha gastado en esta recta final importantes sumas de dinero en anuncios y ha multiplicado las apariciones de Cuomo para tratar de evitar sorpresas.

Cuomo llega bajo aviso, después de los éxitos cosechados este año en las primarias por mujeres del ala izquierda del Partido Demócrata, totales desconocidas en algunos casos, que han logrado imponerse a políticos de pedigrí.

El caso más sonado se dio precisamente en Nueva York, donde la joven Alexandria Ocasio-Cortez sorprendió en junio al veterano Joseph Crowley y se hizo con la candidatura a la Cámara de Representantes en su distrito.

Los triunfos de otros progresistas como Ayanna Pressley en Massachusetts o Andrew Gillum en Florida han demostrado el descontento entre las bases demócratas con la élite tradicional del partido.

Y pocos representan ese "establishment" como Cuomo: hijo de un gobernador de Nueva York, casado durante años con una Kennedy, respaldado por los Clinton, cómodo con los grandes donantes y con una larga carrera política.

Fiscal general del estado entre 2007 y 2010, el gobernador llegó a su actual cargo en 2011 tras arrasar en las elecciones a su rival republicano y fue reelegido sin problemas en 2014.

Aunque se ha visto envuelto en varias polémicas y tiene una tensa relación con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, Cuomo se ha mantenido como un dirigente medianamente popular y, según muchos, con aspiraciones presidenciales.

Su rival este jueves, Cynthia Nixon, era hasta hace poco conocida sobre todo por su papel en la popular seria "Sex and the City", pero también tiene detrás una amplia experiencia como activista en el ámbito educativo.

Nixon plantea una alternativa de izquierdas a Cuomo, aunque a diferencia de otros candidatos de su cuerda no llega respaldada por el líder espiritual de ese ala del partido, el senador Bernie Sanders.

Como sucedió con Sanders y su enfrentamiento en las primarias ante Hillary Clinton, la actriz ha empujado a Cuomo a un discurso más progresista en ámbitos como la educación o la sanidad, con los dos candidatos apoyando un sistema público universal.

Quien gane en las primarias, tendrá todo de cara para ser el próximo gobernador en un estado fuertemente demócrata como Nueva York.

También se decidirá este jueves quién será el candidato del partido a vicegobernador del estado, una carrera en la que la compañera de papeleta de Cuomo, Kathy Hochul, parte como favorita frente al concejal neoyorquino Jumaane Williams.

En el legislativo estatal, varios de los actuales titulares pueden perder su puesto, especialmente ocho miembros de una agrupación de demócratas que ha bloqueado numerosas iniciativas de sus compañeros y que, incluso, ha facilitado durante años que los republicanos controlasen el Senado del estado.

Espoleados por la reacción de los neoyorquinos a la victoria electoral de Donald Trump, varios progresistas aspiran a derrotar a la tradicional maquinaria demócrata y hacerse con esos puestos.

En las primarias se elegirá además al candidato a fiscal general, un cargo clave entre otras cosas por las investigaciones que esa oficina tiene abiertas sobre los negocios de Trump.

Según las encuestas, tres aspirantes llegan muy igualados a la votación: el congresista Sean Maloney; la actual defensora del Pueblo de Nueva York, Letitia James; y la académica Zephyr Teachout; con Leecia Eve muy por detrás.

Como en muchas carreras en Nueva York, se da por hecho que el candidato demócrata se impondrá sin dificultad al republicano Keith Wofford.

Por ello, gane quien gane mañana, el próximo fiscal general tendrá un perfil inédito, pues Maloney sería el primer hombre abiertamente homosexual en ocupar el cargo, James e Eve serían la primera afroamericana y Teachout, que espera su primer hijo para octubre, sería la primera en asumir el puesto con un recién nacido de la mano.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group