El genetista Miguel Pita pide "afrontar el avance científico sin miedo"

EFE

Los científicos deben informar del impacto de su trabajo para que la sociedad pueda decidir sobre la aplicación de las herramientas que brinda la ciencia", aseveró hoy Miguel Pita, académico de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), quien sostuvo que "tenemos que afrontar el avance científico sin miedo".

"La divulgación es en parte un deber de los científicos, que tenemos que contar a la sociedad con qué estamos trabajando y qué importancia va a tener lo que estamos haciendo para la sociedad del futuro", sostuvo el doctor en genética y biología celular, al impartir la conferencia "El gen dominante" en Ciudad de México.

En ese sentido, añadió, la genética es muy relevante porque "está produciendo cambios de importancia tremenda constantemente".

Como ejemplo refirió que hoy actualmente se trabaja en edición genética y otras técnicas "que van a permitir que en el futuro se pueda anticipar el desarrollo de enfermedades en las personas que van a nacer y evitarlo".

"Hoy en día hay técnicas que permiten que si tenemos un embrión que va a dar lugar a un neonato enfermo, le podamos extraer la copia genética que funciona mal, colocar una que funciona bien, y ese individuo que iba a nacer con esa enfermedad nace sin ella", abundó.

Indicó que actualmente eso aún no se hace más allá del laboratorio, porque no es legal. "Tenemos todavía que resolver las cuestiones éticas, legales y morales. Pero las técnicas ya están resueltas", sostuvo.

Señaló que la misma tecnología que puede servir para que un bebé nazca sin una enfermedad puede usarse para que nazca con determinado rasgo, como cierto color de ojos. "Es la misma herramienta, y esa herramienta ya está allí", acotó el experto.

"Es muy importante desde la ciencia, y concretamente desde la genética, contarle a la sociedad dónde estamos, para que la sociedad esté informada y pueda decidir si queremos aplicar todas esas técnicas y tecnologías que desarrollamos los científicos, y para que no sea una decisión de los científicos sino de todos en conjunto", enfatizó.

Interrogado sobre la posibilidad de que el avance en este campo pueda derivar en la ampliación de las brechas entre los individuos o sociedades que posean el conocimiento y aquellos que no lo tengan, Pita reconoció que ello es factible, si bien señaló que "no podemos en rigor científico predecir hacia dónde vamos a ir".

"Que pueda generase una brecha social a raíz del desarrollo genético o a través del desarrollo tecnológico podría ser una consecuencia que consideraríamos desafortunada, porque la ciencia lo que busca es mejorar la vida de todos. Pero es una posibilidad", expuso.

Sin embargo, consideró que "tenemos que afrontar el avance científico sin ese miedo; tenemos que afrontarlo a la vez que exigimos que las aplicaciones sean las adecuadas y que no se generen brechas o malos usos".

"El mal uso no es responsabilidad de un científico; es responsabilidad de una sociedad. Lo que sí es responsabilidad de un científico es explicarlo, y la de la sociedad es decidir qué hacer con esa herramienta, porque las sociedades democráticas tenemos la gran ventaja de que podemos legislar al respecto", manifestó.

El autor de "El ADN dictador", libro en que expone cómo la información genética influye en la vida cotidiana, expresó su convicción de que, como todo avance científico, el conocimiento genético se va a acabar utilizando en muy distintas direcciones, y "las consecuencias que tenga está en nuestra mano al día de hoy que sean las que nosotros queremos".

"El conocimiento siempre suma, nos hace mejores como sociedad, y no le tengo miedo a las consecuencias", puntualizó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°