Bahía mexicana de Acapulco recibe espectáculo aéreo de experimentados pilotos

EFE

Un espectáculo aéreo en el que tres avionetas comandadas por experimentados pilotos llevaron a cabo en diversas formaciones piruetas y varios trucos en el aire se observó hoy en la bahía de Santa Lucía, en el balneario mexicano de Acapulco.

El Air Show Acapulco 2018 fue visto por miles de personas desde las playas, casa, hoteles y condominios del popular balneario que se ubica en el sureño estado de Guerrero, a unos 400 kilómetros de la Ciudad de México.

Las tres aeronaves, con los colores verde, blanco y rojo, de la bandera de México, surcaron el espacio aéreo de la famosa bahía, por cerca de 90 minutos.

La estela de humo, que dejaban las aeronaves, le dio un toque de mayor espectacularidad a vuelos dirigidos por experimentados pilotos que impulsaron sus naves a mayor altura, concretaron vueltas y giros y se dejaron ir en caída libre hasta casi rozar las aguas del océano Pacífico.

En los mandos de las avionetas estuvieron Ken Rieder, Jason Newburg y Jon Thocker de reconocida trayectoria internacional.

Debido a lo complejo de las maniobras, la velocidad y el espacio a volar hubo cierta tensión en el ambiente, pero la destreza de los pilotos terminó por imponerse hasta atrapar a todos los testigos con sus vuelos.

En el evento, un paracaidista mexicano ofreció un espectacular descenso, cayó en una larga espiral, con una gran bandera mexicana desplegada por el aire hasta llegar a la playa.

Las autoridades estimaron que más de 350.000 personas atestiguaron las maniobras aéreas, en un evento que impulsa la promoción nacional e internacional de Acapulco, municipio que integra al balneario y que ha sido azotado por grupos de la delincuencia organizada en los últimos años.

Un espectáculo aéreo regresó a los aires de Acapulco tras la visita de la serie Red Bull Air Race World Championship en 2016.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°