Velas Latinoamérica 2018: seis buques escuela hacen escala en Santo Domingo

EFE

Los seis imponentes buques participantes en Velas Latinoamérica, regata que este año celebra su tercera edición, están desde el pasado jueves en la costa de Santo Domingo, en una estampa que se repite cada cuatro años.

Desde el malecón de la capital, miembros de la Armada dominicana y civiles oteaban en la distancia para no perderse las maniobras de los gigantescos veleros que, antes de su aproximación a puerto, daban cumplimiento a la tradicional revista naval.

En esta ocasión, estuvieron encabezados por el buque "Unión", de Perú, encargado de lanzar las 21 salvas de saludo antes de acceder a la terminal Don Diego del puerto de Santo Domingo.

"Es todo un privilegio que nos hayan elegido como los encargados de efectuar el saludo de honor", dijo a Efe la teniente segundo y oficial de protocolo del buque escuela peruano, Nahir Dumet Gálvez.

Dado que los navíos estarán abiertos al público hasta el próximo lunes, esta entusiasta oficial espera que también sea un placer para los visitantes conocer estos barcos y compartir un rato con sus dotaciones.

"Si vienen, van a tener una experiencia entre muy pocas", afirmó convencida.

Es la primera vez que el "Unión", que hizo su primera singladura en 2016, participa en Velas Latinoamérica, "y es una gran oportunidad para nosotros porque, a pesar de tener poca experiencia, nos ha permitido establecer lazos de amistad con las tripulaciones de otras nacionalidades, que, en realidad, es el objetivo de Velas".

La travesía no solo trata de un intercambio cultural, también permite a las marinerías conocer las costumbres que tienen las diferentes marinas y les da acceso a barcos antiguos. "Es muy interesante ver tanta tradición que hay en esos buques", dijo.

Por su parte, el cadete González Toledo explicó a Efe que formar parte de Velas Latinoamérica es "una experiencia muy satisfactoria y reconfortante".

"La vida que llevamos aquí a diario nos permite poner en práctica todo lo aprendido en las aulas", pero lo más destacable es "la llegada a cada puerto. El recibimiento de todos los países es muy bueno", señaló.

Participar en Velas Latinoamérica "es un privilegio que se obtiene después de tres años de estudio, y te embarcas si cumples con los requisitos previos exigidos", explicó el cadete, que volverá a su actividad de estudio tras estos cinco meses "con un panorama diferente" gracias a la experiencia de navegación y de conocer nuevos países y gentes.

Los buques escuela de Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Venezuela recalan estos cinco días en la capital dominicana después de partir de puerto brasileño el 25 de marzo y haber atracado en puertos de Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Panamá, Curazao, Venezuela y Colombia, en un periplo que finalizará en el próximo destino, México, el 2 de septiembre.

La flota alberga en total a más de 1.500 hombres y mujeres, que navegarán unas 12.000 millas náuticas (unos 19.312 kilómetros) a lo largo del periplo que realiza, tocando puerto en distintos puntos de América del Sur y el Caribe donde se celebran variadas actividades dirigidas al intercambio cultural de los tripulantes.

Este evento, que se realiza cada cuatro años, nació en 2010 por iniciativa de las Armadas de Argentina y Chile (que este año está a cargo de su organización) con motivo de la celebración del bicentenario de los primeros actos de independencia en Suramérica.

Hasta ahora, la República Dominicana no ha participado en la regata, pero ya está en camino el buque que permitirá al país caribeño tomar parte en la próxima edición, de modo que su bandera también surcará las aguas del nuevo continente en 2022 junto a otras enseñas que ondean en los mástiles de estos u otros grandes navíos.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
81°