Las diez frases más sonadas de López Obrador en la campaña electoral mexicana

EFE

Humorísticas, con tintes religiosos, con sorna o con mala leche, varias frases y eslóganes del izquierdista y líder en los sondeos Andrés Manuel López Obrador han marcado la campaña rumbo a los comicios presidenciales del 1 de julio.

Esta es una recopilación de sus diez frases más recordadas desde que iniciara la campaña el pasado 30 de marzo.

1."Amor y paz". En muchos de sus mítines, o cuestionado acerca de temas polémicos o rifirrafes con los otros aspirantes presidenciales o empresarios, López Obrador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) culmina muchas de sus frases con un "amor y paz", con reminiscencias religiosas.

2."Becarios sí, sicarios no". Afirma el izquierdista en un anuncio de campaña y en varias intervenciones, en un eslogan pegadizo que refleja su propuesta de buscar alianzas con empresarios para que contraten a aprendices a través de 2,6 millones de becas.

3. "Ni chavismo, ni trumpismo, sí juarísmo, maderismo, cardenismo, mexicanismo. Que no te asusten". En un 'spot' de campaña, López Obrador apela a sus referentes políticos mexicanos, como los presidentes Benito Juárez o Lázaro Cárdenas, negando las comparaciones que, a menudo le hacen sus críticos con el fallecido Hugo Chávez.

4. "No puede haber gobierno rico, con pueblo pobre". López Obrador, tachado de populista por sus oponentes, afirma en un anuncio de campaña que venderá el costoso avión presidencial porque "no puede haber gobierno rico, con pueblo pobre".

5. "Pues no llegué". En una conferencia de la Cámara Americana de Comercio en México, López Obrador reiteró que vendería el avión presidencial y viajaría en un avión comercial. "¿Y si se retrasa el vuelo y no llega a Nueva York, a la ONU?", le preguntó la moderadora. "Pues no llegué", dijo el candidato, arrancando carcajadas de los asistentes.

6. "Abrazos, no balazos". Con esta sentencia respondió López Obrador al aspirante independiente a la Presidencia, Jaime Rodríguez Calderón, quien le pidió un abrazo con Ricardo Anaya en el segundo debate, marcado por las descalificaciones.

7. "Ricky, riquín, canallín". Una de las frases más comentadas del segundo debate fue esta jugosa rima en la que acusó a su principal competidor, Ricardo Anaya, de ser un canalla y además un corrupto. López Obrador también bromeó acerca de guardar su "cartera" a buen recaudo cada vez que se aproximaba al conservador.

8. "Una minoría rapaz". En la línea de su popularizada expresión "la mafia del poder", López Obrador tachó un poderoso grupo de empresarios de ser una "minoría rapaz" que tiene "confiscadas las instituciones y secuestrado al Gobierno". Posteriormente, zanjó la polémica, al menos en apariencia, con una reunión con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

9. "No tengo tres departamentos a mi nombre. Si existen, se los regalo al señor Meade". El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, acuso al izquierdista de tener tres departamentos, algo que él negó. De tenerlos, continuó, se los regalaría al aspirante oficialista.

10. "Ni Obama tiene una pensión así". De ganar la Presidencia, López Obrador ha asegurado que eliminará las pensiones "millonarias" que reciben los expresidentes mexicanos, que asegura que no cobra ni Barack Obama.

Aunque no lo dijo en campaña, a inicios de marzo corrieron ríos de tinta cuando el izquierdista afirmó: "Si hay fraude electoral, a ver quién amarra el tigre", en relación a los comicios presidenciales de 2006 y 2012 en los que se presentó y perdió, y en ambos casos atribuyó su derrota a un supuesto fraude electoral.

Esta frase, que compara al pueblo de México con un felino, tuvo tanto éxito que incluso se convirtió en una piñata del izquierdista, que se acompaña de este feroz animal.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°