Omar Chaparro: "Se están abriendo las puertas para los latinos en Hollywood"

EFE

El actor mexicano Omar Chaparro, que estrena esta semana la comedia familiar "Show Dogs" y acaba de concluir el rodaje de "Detective Pikachu", dijo a Efe que no cabe duda de que "se están abriendo las puertas para los latinos en Hollywood".

El intérprete, conocido por películas como "Pulling Strings" o "How to be a Latin Lover", tiene en cartelera la comedia "Overboard", protagonizada por Eugenio Derbez, que ha recaudado 30 millones de dólares en el país en apenas dos semanas en cartel.

Esa cinta acaba de llegar a México, donde el pasado fin de semana ingresó más de 10,5 millones de dólares, el segundo mejor estreno de la historia tras el de "Avengers: Infinity War".

"Muchos actores latinos estamos picando piedra y qué bueno que Eugenio sea nuestra punta de lanza y su éxito nos salpique", indicó el intérprete vía telefónica, ya que se encuentra en Nayarit (oeste de México) rodando la segunda parte de "No Manches Frida", que llegará a las salas el año que viene.

Chaparro apuesta este viernes por "Show Dogs", una película familiar dirigida por el especialista Raja Gosnell ("Scooby-Doo", "The Smurfs") centrada en el perro Max, un solitario Rottweiler que decide infiltrarse en un espectáculo canino donde sospecha que se llevan a cabo ventas ilegales de animales exóticos.

Para ello deberá colaborar con el agente de policía encarnado por Will Arnett, mientras que Chaparro encarna al villano de la función.

"Me atrajo el hecho de que era un personaje diferente a lo que interpretamos los mexicanos en Hollywood", reconoció el actor nacido en Chihuahua, de 43 años.

"Normalmente nos dan papeles de inmigrantes que se cruzan de mojados, lavando platos, jardineros... Y este personaje es un contrabandista. No es una profesión que nos ponga orgullosos, pero me gustó porque la gente me conoce como comediante, y hacer un villano es atractivo porque me saca de mi zona cómoda", declaró.

Consciente del tópico de que los latinos suelen interpretar a los malvados en las cintas de Hollywood, el artista indicó que escoge sus proyectos sin pensar en lo que dirán o pensarán sus compatriotas.

"Al final del día es trabajo. Siempre trato de dar a mis personajes algo distinto. Y se trata de un villano encantador, con ciertos guiños y personalidad para que sea entretenido de ver. Es muy humano. Además, es una comedia para la familia. Los verdaderos protagonistas, siendo honesto, son los perros", declaró.

La cinta, un híbrido mezcla de acción real y animación generada por ordenador, cuenta con un reparto de voces en la versión original entre las que figuran Stanley Tucci , Alan Cumming, Ludacris, Gabriel Iglesias y el exjugador de la NBA Shaquille O'Neal, que presta su voz al perro de Chaparro en el filme, de raza Komondor.

"Siempre tienen dos o tres iguales, porque si el protagonista está con sueño, sacan al doble. En una escena mi perro estaba enojado y mordió a la entrenadora. No fue grave, pero a continuación tenía que grabar con él. Pusieron al doble, claro, pero siempre te queda la duda", dijo el actor entre risas.

Para Chaparro era su primera experiencia en una película de gran presupuesto -unos 60 millones de dólares- en Hollywood, pero acaba de concluir su participación en un proyecto aún mayor: "Detective Pikachu", con Ryan Reynolds.

"Llegué hace unas semanas de rodar en Londres. Me la pasé increíble", señaló.

"Me siento muy afortunado porque ha sido de las pocas películas donde no hice casting. Me llamaron directamente. Estoy emocionado", indicó Chaparro, quien posee un gran fan del universo Pokémon en su familia. Se trata de Emiliano, su hijo de 12 años, que suele disfrazarse de Pikachu en Halloween.

"Me da consejos sobre la historia. Leyó el guion y estaba entusiasmado. Fue mi entrenador personal para la película", sostuvo.

Chaparro, a pesar del éxito, asegura que no se obsesiona con Hollywood y que pretende seguir trabajando allá donde encuentre proyectos que considere interesantes.

De hecho, desveló que en junio volará a España para rodar "Los Rodríguez", de Paco Arango, una cinta en la que compartirá escenas con Rossy de Palma.

"Uno siempre añora tener trabajo", reconoció. "A los actores nos mueve la pasión. Uno haría esto gratis por esa magia de jugar frente a la cámara (...) Quiero diferentes aventuras y personajes, y quiero escalar y encontrar nuevos retos", declaró.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°