Golpe al tráfico de opiáceos con cargos contra cien personas

EFE

Las autoridades asestaron hoy un duro golpe al tráfico de opiáceos al presentar cargos contra un centenar de personas, a las que acusan de formar parte de una red criminal que durante 15 años se dedicó a tráfico de drogas en diferentes estados.

El objetivo de la operación policial, que comenzó hoy, es desmantelar esa organización dedicada al tráfico de drogas, informó hoy el Departamento de Justicia.

El fiscal del distrito sur del estado de Virginia Occidental, Mike Stuart, informó durante una conferencia telefónica de que en las primeras cuatro horas de la redada -iniciada a las 6 de la mañana, hora local, de este martes- el operativo ya había detenido a un total de treinta personas, aunque aún seguía "en curso".

Como parte de este golpe al tráfico de drogas, Stuart subrayó que entre los arrestados se encuentran Willie Peterson, el "cabecilla" de la organización de narcotráfico que fue detenido en Detroit y su hermano, Manget Peterson, arrestado en Huntington (Virginia Occidental).

La red ha actuado en Huntington durante los últimos 15 años y distribuía cada semana gran cantidad de heroína.

Al menos quince individuos involucrados en la organización fueron acusados de cargos federales de conspiración por la distribución de heroína y fentanilo en el distrito sur de Virginia Occidental y otros quince fueron acusados a nivel estatal por su pertenencia a organización criminal.

En Detroit, además del propio Willie Peterson, se espera que se produzcan otras detenciones conforme avance la operación, mientras que la Justicia también presentó cargos federales contra otros trece implicados en tráfico de drogas y armas en Virginia Occidental.

En esta línea, el operativo espera detener a, al menos, otras 48 personas relacionadas con delitos de narcóticos, crimen violento y armas de fuego.

Según informó el fiscal, las órdenes de búsqueda y captura de hoy irán seguidas "pronto" por nuevas órdenes de arresto en Detroit y se realizarán nuevas acusaciones en el distrito este de Michigan.

En el dispositivo y la investigación, liderada por la Administración Antidroga (DEA), participaron más de 200 agentes, a los que se sumaron grupos de la Guardia Nacional de Virginia Occidental, según indicó el fiscal.

El pasado 3 de abril, los oficiales se incautaron alrededor de 760 gramos de heroína, 167 gramos de cocaína y 450 gramos de fentanilo, cantidad esta última que, según las autoridades, podría haber supuesto la muerte de 250.000 personas.

Stuart destacó que la localidad de Huntington se había convertido en uno de los principales objetivos del narcotráfico, con especial énfasis en los estudiantes de la Universidad de Marshall, lo que le ha llevado a ser uno de los enclaves con mayor incidencia per cápita de sobredosis, según el fiscal.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°