Puerto Rico comienza 2018 con un preocupante incremento de asesinatos

Puerto Rico comenzó el año 2018 con un preocupante incremento en el número de asesinatos que se une a la dimisión de la jefa de la Policía y el malestar entre los agentes de las fuerzas del orden por asuntos laborales.

La Policía de Puerto Rico informó hoy a Efe de que en lo que va de 2018 se registraron un total de 34 asesinatos en la isla caribeña, lo que supone 16 más que en la misma fecha del año anterior.

La cifra supone un incremento de casi un 90 % respecto a 2017 que ha causado sorpresa entre las autoridades locales y la población, después de unos años en los que la cifra de asesinatos fue disminuyendo desde 2011, ejercicio que con 1.164 homicidios se convirtió en el año más violento desde que existen registros.

El incremento de muertes violentas se ha visto acompañado además por asesinatos múltiples, motivo que ha provocado que suenen las alarmas ante un tema de gran sensibilidad para Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a Estados Unidos por donde entra parte de la droga enviada al país norteamericano desde Sudamérica.

Parte de la cocaína que tiene como destino las principales ciudades de EEUU se queda por el camino en Puerto Rico, donde bandas de criminales se disputan a tiros el control de los puntos de venta de droga en las calles de la isla.

El pasado día 7 un asesinato múltiple en Carolina, municipio de la costa norte de Puerto Rico colindante a San Juan, dejó un saldo de tres personas muertas.

El incidente se suma a cuatro dobles asesinatos más en lo que va de 2018, cifras que ha motivado preguntas de cuál es la causa de este repunte de muertes violentas, un problema que se pensaba encauzado a partir de 2011 con el incremento de la colaboración entre la Policía de Puerto Rico y las agencias estadounidenses que operan en la isla.

La jefa de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, aseguró que el alza que se ha registrado con la entrada del nuevo año es una tendencia cíclica y que no han fallado los planes para atajar los crímenes violentos.

El alza de los asesinatos coincide con el relevó a la jefa de la Policía, Michelle Hernández, en medio de un conflicto laboral en las fuerzas del orden causa de un elevado ausentismo que ha reducido la presencia de agentes en las calles.

El elevado ausentismo provocó la intervención del gobernador, Ricardo Rosselló, quien advirtió de que los agentes que se ausentaron durante la pasada época navideña sin justificación serán sancionados.

La ausentismo de los policías se reflejó durante el primer turno del día de Navidad, cuando según informó a Efe la Policía de Puerto Rico se ausentaron de sus puestos de trabajo alegando enfermedad un total de 2.615 agentes.

Medios locales señalaron entonces que ese desproporcionado ausentismo provocó que la dirección de la Policía se viera obligada a cerrar varios cuarteles durante la pasada Nochebuena.

Los agentes de la Policía de Puerto Rico llevan años reclamando mejoras salariales, pero la respuesta del Gobierno de Ricardo Rosselló es la falta de recursos financieros para satisfacer esa demanda.

El malestar se agravó tras los huracanes de septiembre que arrasaron la isla, cuando los agentes tuvieron que trabajar en jornadas interminables de más de 12 horas.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico, Héctor Pesquera, se reunió esta semana con la cúpula de la Policía para reforzar los planes contra el crimen en la isla.

En el encuentro, cada comandante de área y directores de investigaciones de la Policía expusieron el estado de las averiguaciones en curso de los crímenes registrados recientemente.

Además, se acordó seguir activamente con la vigilancia en las calles y la identificación de sospechosos y organizaciones criminales en colaboración con las entidades de ley y orden estatales y federales.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°