Falta de agua en Ciudad de México deriva de mala gestión e infraestructura

Los problemas de abasto del recurso hídrico en Ciudad de México resultan de una mala gestión y una infraestructura insuficiente, dijo hoy Delia Montero, académica de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En una conferencia con motivo de la Semana de Economía organizada por la UAM, Montero subrayó que aunque el 70 % del fluido que llega a la metrópoli proviene de los sistemas Lerma y Cutzamala, el resto se extrae del subsuelo y los mantos freáticos, algo que dificulta cada vez más el suministro.

La capital mexicana dio la bienvenida al año con una reducción del 50 % del suministro durante 5 días, viéndose afectadas 13 demarcaciones a raíz de una reparación en el sistema de Cutzamala.

La experta en temas de instituciones y gobernanza del agua indicó que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) es el encargado de gestionar las redes primarias de distribución en la capital, trabajo que realiza en conjunto con las 16 delegaciones políticas.

Es precisamente la coordinación de esta labor la que representa uno de los problemas que enfrenta la megalópolis, dado que existe una política de confidencialidad y flujos de información influidos enormemente por el reglamento del Sacmex.

"Los flujos de información con las delegaciones no son constantes, de tal forma que si queremos un programa sustentable, se requieren acuerdos multilaterales de corto plazo que se vayan evaluando", apuntó.

A esto se le suman hábitos, modelos mentales y rutinas que empobrecen el funcionamiento del sistema, viéndose especialmente afectadas delegaciones con una infraestructura hidráulica más deficiente, como es el caso de la delegación de Iztapalapa.

Otra de las dificultades, apuntó, es la constitución de los entes de gobernanza, ya que hay una tendencia a la centralización y la opacidad en las gestiones.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°