Nace la cría de Harriet, el águila calva de Florida más seguida en Internet

El primero de los dos aguiluchos que este año ha incubado Harriet, un águila calva de Florida que es una verdadera "estrella" en internet, rompió el cascarón en las últimas horas y fue ya visto por miles de internautas.

Desde 2012 el nido de Harriet y su pareja, M15, es monitoreado constantemente por cámaras camufladas y las imágenes pueden verse a través de una página web que ha tenido más de 115 millones de visitas y en vídeos que son colocados en YouTube.

El aguilucho E10 nació a las 20.54 horas locales (1.54 horas GMT) del miércoles) en el nido de sus padres en la localidad de Fort Myers, en el oeste de Florida.

En promedio se empollan dos huevos por temporada, los mismos que este año han tenido Harriet y M15, que han compartido esta labor desde el 19 de noviembre, fecha en la que se avistó el primer huevo en el nido, situado a 18 metros (unos 60 pies) del suelo.

A la labor de incubar el segundo huevo, que se espera que se rompa esta semana, se le añade la necesidad de alimentar a las crías con grandes cantidades de pescado.

En sólo 90 días equipararán a sus padres en tamaño.

El águila calva o águila americana (Haliaeetus leucocephalus) puede llegar a pesar más de seis kilos y la longitud desde el extremo de cada ala puede ser de más de dos metros.

En la web se detalla al minuto todos los movimientos que se producen en el nido, desde cambios de posición hasta llegada de comida y limpieza.

Así hoy pudo verse a M15 trayendo un pez a casa y a una de las águilas desechando la cáscara que hasta hace pocas horas rodeaba a su polluelo.

Es la sexta vez que hay un seguimiento en vivo del nacimiento de las crías de Harriet, posible gracias a unas cámaras instaladas por la compañía de bienes raíces Dick Pritchett en árboles cercanos, así como una cámara con visión nocturna en el mismo pino donde está el nido.

Cuando en 2012 comenzó el monitoreo del nido Harriet tenía otra pareja, Ozzie, pero este águila murió en 2015 tras un enfrentamiento con la pareja actual de Harriet, M15, padre de E10.

Los encargados del programa de seguimiento aseguran que las cámaras no interfieren de ninguna forma en la vida salvaje de estas águilas, al no emitir ruidos ni luces, en cumplimiento de las normativas ambientales sobre abuso de animales.

La temporada pasada, Harriet y M15 incubaron dos huevos de los cuales sólo uno logró nacer, un hecho que se espera que no se repita este año y que la red pueda celebrar el nacimiento del segundo aguilucho de 2017 a lo largo de esta semana.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°