Nueva Pescanova aspira a 150 millones de dólares en ventas en EEUU para 2020

La filial del grupo español Nueva Pescanova en Estados Unidos se propone conquistar el paladar del "hombre de Cincinnati", el estadounidense medio, con nuevos productos creados específicamente para este mercado, en el que espera crecer de 100 a 150 millones de dólares en ventas para 2020.

Siguiendo los pasos de su matriz, Pescanova USA, con sede en Coral Gables, ciudad vecina a Miami, ha diseñado un plan estratégico para dar el salto desde la venta al por mayor hasta al mercadeo y el negocio al por menor, señala Richard Grant, su presidente y director ejecutivo, en una entrevista con Efe.

El plan 2017-2020 está basado en el adoptado en la matriz a partir de que Ignacio González asumió la dirección y supone "llegar a los canales de Retail (minoristas) y Food Service (servicios alimentarios) organizado con marca Pescanova", subraya Grant, un británico que ha vivido 25 años en España.

En Pescanova USA el negocio al por mayor representaba hasta ahora el 85 % del total y el objetivo es entrar en el enorme y lleno de oportunidades subsector de los servicios alimentarios organizados en EE.UU.

Eso incluye crear unos productos al gusto estadounidense y que respondan a las necesidades de "conveniencia", entendida como facilidad y comodidad para su consumo, y de "salud", pues el pescado es considerado una fuente de proteínas saludable.

Pescanova Seafood Tapas, Pescanova Snacks y Pescanova Classics son las tres líneas de productos que van a llegar a los consumidores estadounidenses a partir de 2018.

En marzo se presentarán en la Boston Seafood Fair, la más importante vitrina en Estados Unidos para productos de pescado y mariscos, y en abril los productos de Pescanova USA empezarán a venderse en Kroger, la segunda cadena de supermercados más grande del país, solo superada por Walmart.

Kroger tiene sede en Cincinnati, en el estado de Ohio, y es hacia esa ciudad y sus habitantes a donde mira Pescanova USA, dice Grant para explicar que no se trata solo de vender tapas o ceviches a españoles y latinos en estados como Florida donde esa comunidad es grande, sino de abarcar el conjunto de Estados Unidos.

Las tendencias y gustos del consumidor estadounidense, incluyendo lo que se refiere al empaquetado, fueron investigados a lo largo de seis meses y tenidos en cuenta para crear los nuevos productos, todos ellos elaborados con materia prima criada en granjas o capturada en el océano por Nueva Pescanova.

"La respuesta de los clientes está siendo espectacular", señala Grant, quien opina que si al consumidor estadounidense le quitas "el miedo" a comer pescado y el marisco, "ya tienes la mitad ganada".

Algunas ideas del estilo de vida de los españoles, como las tapas, que son vistas como una manera "divertida" de compartir la comida con familia y amigos, están "calando" entre los estadounidenses, agrega.

La oferta de tapas, que exigen una mínima preparación, incluyen por ahora tres tipos de brochetas, a base de langostinos blancos o rojos y mahi, un tipo de pescado, con distintos adobos.

Los snacks, que están listos para comer, consisten en distintos tipos de ceviches y los Pescanova Classics son platos que requieren más tiempo de preparación, como paella de mariscos o porciones de mahi y merluza negra.

Grupo Nueva Pescanova cuenta con una plantilla de más de 12.000  personas (1.100 en España) y con 18 plantas de transformación, en las que procesa más de 70 especies de pescados y mariscos que comercializa en 80 países de los cinco continentes.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°