Asciende a cuatro el número de soldados estadounidenses muertos en Níger

Estados Unidos elevó hoy a cuatro el número de soldados de sus fuerzas especiales fallecidos en Níger el pasado miércoles, al ser emboscados por fuerzas no identificadas cuando llevaban a cabo una patrulla rutinaria.

En un principio, el Pentágono informó de que en el transcurso del combate fallecieron tres boinas verdes y un soldado nigerino, y que otros dos militares estadounidenses habían resultado heridos.

La cuarta víctima, sin embargo, no es uno de los heridos, si no que se trata de un cuarto soldado cuyo cuerpo fue recuperado hoy en el lugar en el que se produjo el ataque, señaló el Mando Militar de Estados Unidos en África (AFRICOM) en un comunicado.

La emboscada se produjo a unos 190 kilómetros al norte de Niamey, la capital de Níger, cerca de la frontera de Malí, donde militantes de Al Qaeda en el Magreb Islámico, una filial de Al Qaeda, han llevado a cabo diversas incursiones transfronterizas en los últimos meses.

Los tres primeros militares fallecidos, cuyas identidades fueron divulgadas hoy por el Pentágono, son los sargentos Bryan Black, Jeremiah Johnson y Dustin Wright.

Todos ellos pertenecían al tercer grupo de las Fuerzas Especiales, con base en Fort Bragg (Carolina del Norte).

En cuanto a la identidad del cuarto soldado caído, aún no ha sido hecha pública.

Estas son las primeras víctimas estadounidenses en la misión de capacitación y asistencia de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos a las Fuerzas Armadas nigerinas, a quienes también respaldan en inteligencia, vigilancia y reconocimiento.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group