Tres de cada cuatro latinos en Texas se oponen al muro fronterizo con México

Tres de cada cuatro latinos en Texas se opone a la construcción de un muro fronterizo a lo largo de la frontera con México, una de las propuestas más polémicas del presidente Donald Trump, según datos divulgados hoy de una encuesta de Latino Decisions.

De hecho, la mitad de los encuestados por este centro de investigación consideró una "muy mala" idea levantar esta barrera en la frontera sur del país, mientras que el 27 % señaló que es una "mala" propuesta.

Esta controversial promesa de campaña de Trump empezó a tomar forma a finales de septiembre, con el arranque de la obra de ocho prototipos, aunque el proyecto real carece aún de financiación.

En una conferencia telefónica al respecto de la encuesta, la directora de Latino Decisions, Sylvia Manzano, destacó que la mayoría de los hispanos en Texas marcaron como sus "principales preocupaciones" cuestiones relacionadas con la inmigración y la discriminación.

Además de la construcción del muro, los latinos mostraron su disconformidad con la eliminación del programa de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés), que protege de la deportación a 800.000 "soñadores" en Estados Unidos.

En este sentido, el 76 % de los encuestados aseguraron "no estar de acuerdo" con la decisión del presidente Trump de terminar con este programa proclamado por el expresidente Barack Obama en 2012, que beneficia a indocumentados que llegaron al país de niños.

"No hay duda de que la agenda de Trump, y del Partido Republicano, va en contra de los valores estadounidenses y pretende atemorizar a nuestras comunidades", lamentó en la presentación de la encuesta el legislador estatal demócrata César Blanco.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) urgió este lunes a cerca de 50.000 "dreamers" que aún no han renovado su amparo migratorio DACA y permiso de trabajo a que lo tomen como "prioridad" antes de vencer el plazo mañana, 5 de octubre.

Para Blanco, "la incertidumbre y confusión" creada por la Administración Trump en esta cuestión han hecho que muchos jóvenes indocumentados "no se atrevan" a renovar sus permisos.

Una de las soluciones a este conflicto pasaría por aprobar la llamada Dream Act, un proyecto bipartidista que permitiría la continuación legal en el país de los jóvenes indocumentados en caso de que el Congreso federal le diera el visto bueno.

Nueve de cada diez latinos en Texas contestó que aprobar este proyecto de ley, impulsado por el senador demócrata Dick Durbin y su colega republicano Lindsey Graham, es una "buena" o una "muy buena" idea.

De aprobarse, la Dream Act 2017 otorgaría un estatus de residente condicional a los "soñadores", y el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly, cancelaría las órdenes de deportación que pesan sobre ellos.

El mismo estudio, llevado a cabo desde el 12 al 20 de septiembre pasados entre 464 latinos mayores de edad, reveló también que casi el 60 por ciento de los latinos en Texas conoce a algún inmigrante indocumentado.

El presidente del Latino Victory Project, Cristóbal Alex, que también participó en la conferencia, anticipó que un gran número de hispanos de Texas que han sido republicanos durante toda su vida "ahora votarán por el Partido Demócrata" por culpa del presidente Trump y el gobernador de Texas, el también republicano Greg Abbott.

El perdón de Trump al polémico exsheriff de Arizona Joe Arpaio, conocido por su intransigencia con la inmigración ilegal, el muro fronterizo, el fin del programa DACA y la ley estatal SB4, que prohibiría las "ciudades santuario" en Texas son motivos "suficientes", según Alex, para que los latinos republicanos cambien su voto en las próximas elecciones.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°