El paso de San Ysidro a Tijuana (México) CERRADO para vehículos por 57 horas

El paso de vehículos desde San Ysidro (California) a Tijuana (México), el puesto fronterizo más transitado del mundo, está cerrado desde hoy y durante 57 horas, con el fin de llevar a cabo obras para su expansión.

Es la primera vez que el acceso con vehículos hacia la aduana mexicana El Chaparral se ve interrumpido por más de un día completo.

Los cruces peatonales tanto de México a Estados Unidos como viceversa permanecen abiertos, así como el cruce de vehículos de México a Estados Unidos.

Los conductores de los cerca de 40.000 vehículos que en promedio cruzan la frontera hacia México cada fin de semana se vieron forzados a utilizar la ruta alternativa de Otay Mesa o a reprogramar su viaje.

Durante los últimos dos meses las autoridades estadounidenses han intensificado una campaña informativa sobre el cierre que parece haber rendido frutos, pues hasta mediodía de hoy el tráfico por la garita de Otay Mesa era prácticamente nulo y no había demoras para cruzar la frontera de Tijuana a San Ysidro.

"Esto es prueba de que salió el mensaje a tiempo", dijo a Efe Mario Orso, del Departamento de Transporte de California (Caltrans), quien señaló que se pondrá en marcha un plan de contingencia en caso de que el flujo de vehículos aumente en las próximas horas.

"Toda obra mayor va a tener un impacto, la cosa es informar al público y nosotros tratar de minimizar ese impacto", agregó.

En promedio, el tiempo de espera del paso desde México hacia Estados Unidos por la garita de San Ysidro el pasado fin de semana fue de por lo menos 40 minutos, pero este sábado por la mañana el cruce lucía despejado.

Sin embargo, las autoridades pidieron mesura y evitar cruzar la frontera en automóvil si no es altamente necesario.

"Eso no significa que la gente debería tomar sus carros y cruzar la frontera, realmente necesitamos que la gente evite sus viajes mientras estamos en este proceso", dijo Anthony Kleppe, gerente de proyectos por parte de la Administración General de Servicios (GSA).

La GSA reiteró que éste será el único cierre total programado durante los dos años que perdurará la última fase del proyecto de expansión de la garita de San Ysidro.

Sin embargo, una vez que se reanude el flujo vehicular, será necesario reducir el número de carriles de ingreso de San Ysidro a México, dado que continuarán los trabajos de remodelación.

A mediodía del sábado al final de las autopistas de San Diego se podían ver excavadoras y camiones de carga, mientras se procedía a desmantelar la infraestructura en el sitio.

El proyecto de expansión de la garita de San Ysidro comenzó en 2009 con una inversión de más de 700 millones de dólares y desde entonces se ha ampliado el número de líneas de acceso de México hacia Estados Unidos, tanto para peatones como vehículos.

En esta última etapa se procederá a alinear el tráfico de la autopista para que llegue de manera directa a la aduana mexicana El Chaparral. Hasta ahora, los vehículos deben tomar una pronunciada curva que puede entorpecer el acceso hacia Tijuana.

El cruce vehicular de San Ysidro a Tijuana reanudará operaciones a mediodía del lunes.

La ampliación tiene como objeto agilizar el cruce fronterizo como una herramienta para impulsar el desarrollo económico de la región fronteriza.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group