Alcaldesa de Juchitán niega que funcionario robe despensas tras el sismo

La alcaldesa de Juchitán, Gloria Sánchez, negó hoy el robo de despensas para las víctimas del terremoto por parte del secretario del municipio, Óscar Cruz, luego de la publicación de un vídeo y acusaciones por parte de la oposición.

En unas imágenes publicadas en redes sociales, varios vecinos de Juchitán -el municipio de Oaxaca más afectado por el sismo de magnitud 8,2 del pasado 7 de septiembre- se reúnen alrededor de una furgoneta cargada de despensas que se dispone a entrar en el domicilio de Cruz.

Los vecinos, indignados, lo acusan de querer guardar las despensas para cambiarlas por votos en futuras campañas electorales, pese a que los damnificados padecen hambre.

En declaraciones a Radio Fórmula, Sánchez explicó hoy que Cruz recibió un cargamento de despensas por parte de amigos de la Ciudad de México y que estos, luego de ser debidamente organizados y empaquetados, iban a ser enviados en un centro de acopio para el reparto general.

"(El robo) es totalmente falso. Amigos de México del secretario municipal llegaron a casa para entregar algo de despensa a los damnificados", explicó Sánchez.

La alcaldesa de la alianza entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el conservador Acción Nacional (PAN) atribuyó la difusión de estas imágenes a un campaña en su contra del "partido oficial", el Revolucionario Institucional (PRI).

"Enemigos políticos echan grilla (juegan sucio) a este ayuntamiento, que está trabajando y lo hace las 24 horas y lo más que pueda de manera clara, precisa y transparente", agregó.

Como en otras ocasiones, la alcaldesa reiteró que el ayuntamiento no recibe apoyo del gobierno estatal y federal y que, con recursos propios, ha repartido alrededor de 10.000 despensas, que han supuesto un pago de 1,5 millones de pesos (unos 85.000 dólares).

Explicó que este 15 de diciembre Juchitán no celebrará el tradicional grito de la independencia, y que este sábado se llevará a cabo un sencillo acto cívico, sin festejo.

"Hoy en día Juchitán es una población triste e impotente", recordó.

Actualmente, se han censado los daños de hasta 5.400 viviendas, en una tarea que realiza la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) con participación del gobierno municipal.

El terremoto del 7 de septiembre ha dejado 98 muertos en México; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

Ubicada en la región del Istmo de Tehuantepec, la ciudad de Juchitán registró 36 víctimas morales, además de miles de damnificados.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
51°