AFL-CIO pide la liberación del independentista puertorriqueño López Rivera

La plataforma sindical AFL-CIO, la mayor de Estados Unidos, anunció hoy que ha pedido al presiente Barack Obama la liberación del independentista puertorriqueño Óscar López Rivera, al que califica de "preso político".

"López Rivera, un veterano condecorado en la Guerra de Vietnam, no ha sido condenado por un crimen violento y ya ha cumplido 35 años de una sentencia de 70 por conspiración sediciosa", aseguró el sindicato en un comunicado.

Recordó asimismo que esa fue la misma acusación "usada para encarcelar a Nelson Mandela" y que el independentista puertorriqueño lleva encarcelado "ocho años más que Mandela".

La petición al mandatario la realizó el presidente de AFL-CIO, Richard Trumka, en una carta fechada el 5 de diciembre, en la que le instó a conceder a López Rivera "la liberación inmediata e incondicional".

La plataforma sindical recordó que ya hay una larga lista de funcionarios electos estadounidenses, tanto demócratas como republicanos, líderes cívicos y religiosos, académicos y activistas defensores de los derechos humanos, que han pedido la excarcelación de López Rivera, quien "no representa ninguna amenaza", agregó.

La liberación de López Rivera ha sido objeto de una petición a la Casa Blanca que ha superado ya las 100.000 firmas, incluidas las del gobernador saliente y entrante de Puerto Rico, Alejandro García Padilla y Ricardo Rosselló, respectivamente.

A esa petición a través de la plataforma de peticiones a la Casa Blanca "We the people", el Gobierno ha respondido que no hace comentarios sobre solicitudes individuales de indulto.

López Rivera fue condenado en 1981 a 55 años de cárcel por conspiración sediciosa para derrocar al Gobierno de EEUU en la isla y en 1991 fue condenado a otros 15 años de prisión por un intento de fuga.

El independentista cumple su sentencia en la prisión de Terre Haute, en Indiana, donde lleva encarcelado desde 1998, después de haber pasado por otras cárceles de EEUU.

El preso puertorriqueño fue acusado de formar parte a finales de la década de 1970 de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), organización responsable de actos de sabotaje en varias ciudades de EEUU en reclamo por la independencia de Puerto Rico.

A esa agrupación, que operó desde Chicago en los años 80, se le atribuye más de un centenar de ataques con explosivos y la muerte de cuatro personas, pero López Rivera nunca fue acusado de estar relacionado con los ataques.

"Él ha pagado su deuda con la sociedad y debe permitírsele regresar a casa para vivir sus últimos años libres y en paz", dijo la AFL-CIO en su comunicado.

En 1999, el entonces presidente Bill Clinton conmutó las sentencias a once acusados en el caso de las FALN después de que cumplieran entre 16 y 20 años de cárcel, y le ofreció el indulto a López Rivera, pero este lo rechazó.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group