Juez federal aplaza a abril juicio por cargos criminales en contra de Arapio

Un tribunal federal en Phoenix aplazó hoy hasta el próximo mes de abril el juicio por cargos criminales en contra del alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, lo que llevó a activistas a temer que este sea el final del caso para castigar las acciones del controvertido alguacil en contra de la comunidad latina.

"Sin duda esta es una maniobra de Arpaio para ganar tiempo", aseguró hoy a Efe Lydia Guzmán, activista que testificará en contra de Arpaio en un juicio por prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos.

Guzmán teme que el presidente electo Donald Trump pueda otorgar el perdón presidencial a Arpaio, lo que terminará con el caso en su contra e incluso sin necesidad de ir a juicio o admitir haber cometido algún delito.

Arpaio enfrenta cargos criminales por desacato a las órdenes de un juez federal en el caso de perfil racial en contra de conductores hispanos del cual fue declarado culpable en el 2013.

"Creo que el mensaje debe de ser para el presidente electo Trump y pedirle que no otorgue este perdón a Arpaio, de lo contrario ¿qué tipo de mensaje estaría enviando sobre su postura ante el sistema judicial?", preguntó la activista.

Después de 24 años como alguacil del condado Maricopa, Arpaio dejará el cargo este enero después de ser derrotado en las urnas el pasado 8 de noviembre por el demócrata Paul Penzone, terminando así una carrera plagada de controversias y problemas legales desde el inicio.

No obstante, "si esperan que me vaya callado, caminado hacia el horizonte y desapareciendo, están muy equivocados", aseguró este lunes a Efe el autodenominado "Sheriff más duro del oeste".

La juez federal Susan Bolton de la corte federal en Phoenix, otorgó hoy a los abogados de Arpaio tiempo extra hasta el próximo mes de abril para prepararse para el juicio que estaba programado para comenzar el próximo 6 de enero.

En este caso, también existe la posibilidad de que la nueva Administración de Trump pudiera ofrecer un acuerdo legal más conveniente para Arpaio y terminar así con el proceso legal en su contra.

En caso de ser encontrado culpable, Arpaio, de 84 años de edad, enfrenta una pena máxima de seis meses en prisión.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°