Rusia 2018

México, con rango de 'anfitrión' en el Mundial

México tendrá rango de anfitriona, en lo que a su alojamiento respecta, en el Mundial de fútbol de Rusia ya que comparte instalaciones con la selección local en la Ciudad deportiva del Dinamo de Moscú, en el norte de la capital rusa. 

Y esa 'localía' también se sentirá con los frenéticos seguidores aztecas (poco más de 50 mil mexicanos en la Copa del Mundo), que esta vez tienen prohibido usar máscaras de luchadores, aunque su ruidoso apoyo es notable.

El Tricolor, ya en territorio mundialista, tendrá su cuartel general durante el Mundial en las instalaciones del Dinamo, en Novogorsk, en la micro-región de Khimki, al norte de la capital.

Donde también residirá, durante el principal campeonato universal por selecciones, Rusia, que disputará el partido inaugural del torneo en el estadio Luzhniki de Moscú, contra Arabia Saudita.

México debutará el domingo, cuando se enfrente, en ese mismo estadio, a la actual campeona del mundo, Alemania, en el primer partido del grupo F, que se completará al día siguiente con el que disputarán, en Nizhny Novgorod, Suecia y Corea del Sur.

Las tres rivales del equipo que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio y que lidera Rafa Márquez -que afronta su quinta cita mundialista, igualando a su compatriota el portero Antonio Carbajal, al alemán Lothar Matthäus y a otro guardameta, el italiano Gianluigi Buffon- tienen prevista su llegada a Rusia durante la jornada de este martes.

La selección mexicana instaló su base de operaciones en el gigantesco complejo deportivo en el que se entrenan las selecciones rusas de un gran número de deportes.

Es un centro con una extensión de seis hectáreas -rodeado por un bosque-, que dispone de un avanzado centro médico y tres campos de fútbol; y en el que México se hospedará en uno de los hoteles -de más de setenta habitaciones- que, obviamente, no compartirá con los rusos, que se alojan en otro.

Alemania, que llega a Rusia con la intención de revalidar corona e igualar el récord de cinco títulos de Brasil -que a su vez buscará ampliarlo a seis-, también se alojará habitualmente en la capital rusa. En concreto, en el complejo 'Vatutinki', a unos quince kilómetros al sudoeste y a orillas del río Desna.

El campo de entrenamientos de los de Joachim Löw -que vencieron por 1-0 a Argentina en la final de Brasil 2014- se encuentra en la sede del CSKA de Moscú.

Corea del Sur, el segundo rival de México -al que se medirá el sábado 23 de junio en Rostov- se hospeda en las afueras de San Petersburgo.

La selección que dirige Shin Tae-Yong -que alcanzó su mejor resultado histórico en el torneo que albergó junto a Japón en 2002, al acabar cuarta- se alojará en el "Novy Petergof", un hotel inaugurado en 2010 pegado prácticamente a los palacios y los parques de Petergof, muy cerca de la Catedral de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y de la laguna Olgin.

La selección de Suecia, a la que México se enfrentará el 27 de este mes en su tercer partido del grupo F, en el recién inaugurado estadio central de Ekaterimburgo -en el que debutará Uruguay, contra Egipto, en el primer encuentro del grupo A- se aloja a orillas del Mar Negro.

El equipo sueco -que en el torneo que organizó en su país en 1958 fue subcampeón (perdió contra Brasil) y que fue tercero en los Mundiales de 1950 y 1994-, eligió como cuartel general Gelendzhik, una de las ciudades más al sur de Rusia, que también será la base de Islandia, integrante del grupo de Argentina.

Suecia, dirigida por Janne Andersson, se alojará, con la sonada ausencia de Zlatan Ibrahimovic en el Grand Hotel Kempinski, una residencia de gran lujo situada en primera línea de costa, en el Mar Negro, con amplios balcones con vistas a la bahía de Gelendzhik y a las montañas. 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°