EN FOTOS: Cristiano Ronaldo reina en la lluvia de GOLES entre España y Portugal

A los 12,893 días de su vida, que equivalen a 33 años, 4 meses y 10 días, Cristiano Ronaldo caminó por una alfombra roja tendida sobre el pasto del estadio Olimpíco Fisht, de Sochi en cuyos graderíos unos 43.000 aficionados fueron al delirio con seis goles y múltiples turbulencias en ambas porterías.

Dos goles al término del primer tiempo con los que ponía adelante a Portugal en un partido intenso contra España, extendía los registros de su desempeño individual, ingresaba en clubes exclusivos y se consolidaba como máximo anotador resultaron insuficientes a Cristiano Ronaldo para celebrar en su cuarto Mundial.

Pero la noche le reservó otro momento especial a los 88 minutos para igualar a tres con un impecable tiro franco un partido que ya perdía el equipo de las Quinas.

La noche comenzó mal para Nacho Fernández, quien a los tres minutos cometió una falta en su área. Un minuto después cobró el de Funchal y dejó sin opción a David de Gea. Cristiano Ronaldo se metió así en el club de los jugadores que marcan en cuatro ediciones. Antes lo hicieron Pelé y los alemanes Uwe Seeler y Miroslav Klose.

El partido tomó otro rumbo cuando España igualó a los 24 minutos. La maniobra planteó un duelo de nacionalizados oriundos de regiones del nordeste brasileño.

El central Képler Laverán Lima Ferreira 'Pepe', nacido en Maceió hace 35 años y nacionalizado portugués, alegó en vano haber sufrido una falta en el rostro por parte de Diego da Silva Costa, de 29, natural de Lagarto pero nacionalizado español.

El de Lagarto marcaba su primer gol en un Mundial y devolvía la esperanza al conjunto dirigido por Fernando Hierro. Pero un minuto antes de caer el telón del primer tiempo el portero David De Gea cometió un grosero error al intentar contener un remate de Cristiano Ronaldo. El balón se escurrió de sus manos y fue al fondo de la red.

Fue el número 82 anotado con el equipo de las Quinas que lo afirman como máximo anotador, y a dos de Ferenc Puskas, el máximo goleador de todas las selecciones.

Pero nada estaba definido.

España igualó a los 55 minutos tras un toque de Sergio Busquets y gracias al oportunismo de Diego Costa, que se aseguraba un doblete y desdibujaba así la sonrisa de Cristiano Ronaldo.

Y tres minutos después Nacho Fernández apareció de la nada con un remate seco que explotó en el vertical diestro de Rui Patricio y fue a dar al otro extremo antes de atravesar la línea final.

Parecía la resurrección de España en el duelo de Sochi, pero Cristiano Ronaldo apareció a dos minutos del fin del tiempo reglamentario para convertirse en 'el Hombre del Partido'.

Ahora suma 83 con su selección, está a uno de Puskas, y apenas comienza el Mundial de Rusia.

Era la quinta vez que Portugal se enfrentaba contra España, nunca le había marcado, y el triplete de Cristiano evitó la derrota pero no dio un golpe de timón a la historia común.

Para el consuelo de los lusos amantes de las cábalas, jugando con el uniforme rojo aún no pierden. EFE

Redacción HOY
Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°